Noticias

Portada | Noticias | Finaliza la cuarta fase de obras de cerramiento del ala oeste de la villa romana de La Malena

Finaliza la cuarta fase de obras de cerramiento del ala oeste de la villa romana de La Malena

La consejera Tomasa Hernández y la directora general Gloria Pérez han conocido este jueves los trabajos realizados, en los que se han invertido 334.526,23 euros

27 de junio de 2024

La consejera de Presidencia, Interior y Cultura del Gobierno de Aragón, Tomasa Hernández, ha visitado este jueves la villa romana de La Malena, en la localidad zaragozana de Azuara, donde ha finalizado la cuarta fase de obras de cerramiento del ala oeste del yacimiento.

En el acto, la consejera ha estado acompañada por la directora general de Patrimonio Cultural, Gloria Pérez, y el alcalde de Azuara, Joaquín Alconchel, además de técnicos de la dirección general, los arquitectos encargados del proyecto de rehabilitación, Javier Ibargüen y el jefe de obra de Construcciones Iberco, Sergio Sanz, y miembros de AVIROMA, la Asociación de Amigos de la Villa Romana La Malena.

Esta cuarta fase de obras ha contado con un presupuesto de adjudicación de 334.526, 23 euros (IVA incluido) y se ha desarrollado durante seis meses, entre noviembre de 2023 y mayo de 2024. Se ha acometido el cerramiento perimetral del ala oeste, para que se pueda proceder a la restauración de los mosaicos, pinturas y restos arqueológicos de las estancias protegidas.

Además, se ha colocado la cubierta del peristilo del ala oeste y del encuentro con el ala sur; se ha realizado el cerramiento provisional en la comunicación del ala oeste con la doble exedra; y se han llevado a cabo las actuaciones necesarias para mejorar la visita pública a la estancia 26, donde se encuentra el mosaico que representa a las Bodas de Cadmo y Harmonía, con una pasarela provisional desde el exterior de la valla actual. El proyecto de intervención contemplaba siete fases y aún quedará por ejecutar la quinta, en el ala sur-este y el acceso; la sexta, en el ala noreste; y la séptima, en el ala norte.

La consejera ha señalado que el objetivo de los trabajos en el yacimiento es que «la gente pueda venir, lo disfrute, conozca quién vivió aquí y cómo era la vida de los antiguos habitantes de este territorio».

«Las fases de obras ayudarán no sólo a que los vecinos puedan conservar su patrimonio, sino que también será un revulsivo para la zona», ha considerado. «Queremos que sea un puntal para la zona y para Aragón» e intentar hacer compatibles, cuando sea posible, los trabajos de restauración con visitas, para que se pueda conocer tanto el yacimiento como el proceso de recuperación.

El alcalde de Azuara, Joaquín Alconchel, ha agradecido a la consejera y a la directora general «el interés que están tomando en el yacimiento» y ha señalado que el deseo de los vecinos del municipio y de la asociación de amigos de la villa romana de La Malena es que recupere «el resplandor y la luz que tiene que tener», que pueda visitarse y se convierta «en un revulsivo para la población».

Bien de Interés Cultural

Este yacimiento arqueológico, propiedad del Gobierno de Aragón, fue declarado Bien de Interés Cultural, en la categoría de Zona Arqueológica, según Decreto 31/1992, de 17 de marzo, de la Diputación General de Aragón (BOA 27 de marzo de 1992). La villa data de los siglos III – IV d.C. y pertenece al tipo de las denominadas «de peristilo», modelo muy extendido en el valle del Ebro y en la Meseta. Tiene una planta cuadrangular de aproximadamente 50 metros de lado.

La pars urbana o zona noble que ocupaban los propietarios se desarrolla en torno a un gran patio central dotado con un estanque y rodeado por corredores, que abrían a éste mediante un pórtico con columnas. Algunas zonas de la villa contaban con un sistema de calefacción mediante hornos y en uno de sus bordes fueron hallados los restos de un complejo termal.

Esta villa romana es singular por su riqueza decorativa. A partir del siglo IV, se diseñó un programa decorativo en el que destacan los pavimentos de mosaicos elaborados con motivos geométricos, vegetales y figurativos, construidos con teselas de mármol, caliza marmórea, cerámica y pasta vítrea. Los diferentes mosaicos se diseñaron en función del uso y ubicación de cada espacio dentro del complejo arquitectónico.

Protección del yacimiento

En abril de 2017, el Gobierno de Aragón convocó la licitación de un contrato de servicios para la redacción de anteproyecto de actuaciones de protección del yacimiento, del que resultó seleccionada la propuesta presentada por el equipo formado por los arquitectos Javier Ibargüen y Sergio Sebastián, el arqueólogo José Francisco Casabona y las restauradoras Mercedes Núñez y Encarna Ripollés de Albarium.

El anteproyecto definía las características generales del sistema de cubierta y cerramiento propuesto para la protección de la villa. En febrero de 2017 se ejecutó el cubrimiento de la estancia 26, que contiene un extraordinario mosaico, el dedicado a las Bodas de Cadmo y Harmonía.

En 2018 se prolongó la cubierta realizada hacia las alas sur y oeste. También se realizaron los muretes de hormigón de cal sobre los restos existentes, con el objetivo de que sirvieran de apoyo a la estructura en la continuación del cubrimiento general de la villa. En 2020 se llevó a cabo la restauración del mosaico de la sala 26. La inversión del Gobierno de Aragón en todas estas actuaciones asciende a más de 500.000 euros.

Obras en el ala oeste

Dada la importancia de este yacimiento arqueológico y la necesidad de dar continuidad a las intervenciones ya realizadas, el pasado 25 de octubre, por orden de la consejera de Presidencia, Interior y Cultura, se adjudicaron las obras para el cerramiento del ala oeste de la villa a Construcciones Iberco S.A.

Las obras han contemplado la ejecución de fachadas en el ala oeste, la cubierta parcial del peristilo y la disposición de una pasarela para permitir la visita de esta zona. Todo ello posibilita mejorar la protección de los restos arqueológicos en esa zona e iniciar las labores de restauración de mosaicos. Los trabajos permiten también la realización de visitas en paralelo, logrando una mayor difusión y conocimiento de este BIC aragonés.

Por otro lado, el Gobierno de Aragón ha presentado el proyecto de protección, restauración y puesta en valor de la villa romana de La Malena a la convocatoria del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo de ayudas del programa de mejora de la competitividad y de dinamización del Patrimonio Histórico con uso turístico en el marco del Plan de recuperación, Transformación y Resiliencia, financiada con los fondos Next Generation de la Unión Europea.

El importe de la subvención solicitada asciende a algo más de un millón de euros, contemplando la ampliación del cerramiento, la restauración de mosaicos y la adecuación de un edificio de recepción de visitantes. Por el momento, no se ha resuelto la convocatoria.

Al respecto, la directora general de Patrimonio Cultural, Gloria Pérez, ha incidido en que se encuentra pendiente de resolución la petición de estos recursos al Ministerio que «sería un respaldo importante para el proyecto». «Tenemos en perspectiva invertir un millón de euros en el yacimiento para cubrir el resto del pórtico, recobrar el peristilo que tenía y dejar a la sociedad la villa de La Malena como fue en su época con todo su esplendor», ha concluido.

Últimas noticias

Clausura del seminario sobre el Convenio de Nicosia. Foto: Fabián Simón

La consejera ha clausurado el seminario internacional sobre el Convenio de Nicosia organizado por el Consejo de Europa en Zaragoza

Inauguración del Seminario internacional sobre la lucha contra los delitos relativos a los bienes culturales

Gloria Pérez ha inaugurado el seminario internacional sobre la Convención de Nicosia organizado por el Consejo de Europa en el Edificio Pignatelli

Share this
Send this to a friend