Noticias

Portada | Noticias | Se inicia procedimiento para la declaración de la Casa del Director de la antigua fábrica papelera La Montañanesa como Bien Inventariado del patrimonio cultural aragonés

Se inicia procedimiento para la declaración de la Casa del Director de la antigua fábrica papelera La Montañanesa como Bien Inventariado del patrimonio cultural aragonés

La Resolución aparece publicada en el Boletín Oficial de Aragón

El Boletín Oficial de Aragón del día 29 de noviembre de 2017 publica la Resolución de 8 de noviembre de 2017, del Director General de Cultura y Patrimonio, por la que se inicia procedimiento para la declaración del edificio conocido como Casa del Director de la antigua fábrica papelera La Montañanesa, en Montañana (Zaragoza) como Bien Inventariado del patrimonio cultural aragonés.

La fábrica de papel conocida como La Montañanesa, ubicada en el barrio zaragozano de Montañana desde su fundación en 1868, es una histórica industria aragonesa que lleva en funcionamiento de forma ininterrumpida desde sus orígenes, si bien bajo diferentes propietarios y denominaciones. Aunque las instalaciones productivas originales se encuentran completamente renovadas, sí se conserva la que fuera antigua vivienda del director de la fábrica, posteriormente utilizada como oficina. Construida a iniciativa de una saga empresarial, los Villarroya-Castellanos, con una fuerte participación en la industrialización de Zaragoza, este último testimonio de la fábrica original de La Montañanesa sirve como ejemplo de un periodo clave del desarrollo industrial de Aragón, concretamente del importante sector papelero. Su interés en la «memoria del trabajo» local está muy arraigado, además, como lugar de trabajo de varias generaciones del núcleo de Montañana.

La antigua vivienda del director es un inmueble aislado con respecto al resto del conjunto, puede datarse hacia la segunda década del siglo XX y, desde un punto de vista estilístico, se distingue por su volumen compacto y elegante, así como por diversos elementos en fachada que denotan su inspiración en el modelo de hotel o chalet exento burgués de comienzos de siglo XX, dentro de la arquitectura eclecticista. Sin embargo, la singularidad de este edifico frente a otras residencias aragonesas similares del mismo periodo es, precisamente, su naturaleza industrial y, concretamente, su condición de vivienda del director o ingeniero responsable de la fábrica La Montañanesa. Si bien en ella no se realizaban estrictamente operaciones industriales, la vivienda del director o ingeniero de una fábrica era una instalación imprescindible en los conjuntos fabriles. Ya desde los comienzos de la Revolución Industrial, una característica de las ciudades-factoría o ciudades-industriales era la fuerte jerarquización de espacios, reservándose espacios habitacionales diferenciados para los obreros de la fábrica y para sus responsables técnicos y altos cargos de la factoría; estas últimas viviendas se proyectaban con mayor ambición arquitectónica, con zonas verdes y otra serie de comodidades. En el caso de las antiguas instalaciones de La Montañanesa, nos encontramos con el mismo concepto de jerarquización espacial, con unas viviendas para empleados de más rango y para la Dirección incluidas en el complejo, señalizándose el carácter residencial de esta última. Esta tipología de vivienda patronal en un contexto fabril es un modelo que apenas se ha conservado en la mayoría de los conjuntos industriales históricos de Aragón, conservándose contados ejemplos de la misma en nuestra comunidad autónoma.

Últimas noticias

Share this
Send this to a friend