Noticias

Portada | Noticias | Patrimonio recupera la tradición de la rastra de bautizar a través de un proyecto de investigación y restauración

Patrimonio recupera la tradición de la rastra de bautizar a través de un proyecto de investigación y restauración

La pieza pertenece al Museo de Creencias y Religiosidad Popular del Pirineo Central en Abizanda


El director general de Patrimonio Cultural del Gobierno aragonés, Jaime Vicente, ha presentado los resultados de un proyecto de investigación y restauración de una rastra de bautizar, un objeto ritual utilizado en Aragón fundamentalmente entre los siglos XVI al XIX, aunque la tradición histórica se remonta a tiempos más remotos.


El Departamento de Educación, Cultura y Deporte ha apoyado el proyecto propuesto por el director del Museo de Abizanda, Ángel Gari Lacruz, y que ha consistido en la restauración y análisis de los elementos que componen la rastra, procedente de Bastarás (Huesca).


El proyecto ha sido desarrollado por un completo equipo de historiadores, biólogos, químicos, antropólogos, restauradores y ha sido grabado en forma de documental por la productora Pyrene, dirigida por Eugenio Monesma. El análisis ha sido realizado por Jordán Esteso, biólogo del laboratorio de la Escuela Taller de Restauración de Aragón, y la restauración ha corrido a cargo de María Luz Morata y Carmen Masdeu, especialistas en recuperación de textiles antiguos


La rastra de bautizar es un objeto ritual protector de los niños que se compone de un cinturón de tela o banda con amuletos colgantes. Era colocado en la cintura del recién nacido y de los niños pequeños para protegerlos contra enfermedades y desgracias producidos por el mal de ojo. Los expertos destacan su gran valor antropológico cultural que revela el sincretismo del pensamiento precristiano, supersticioso y cristiano en torno a la infancia. Este peculiar cinturón se confeccionaba con tejidos y cadenas de las que pendían amuletos, relicarios, evangelios y figuras de carácter apotropaico (mágico) que protegían al niño contra el mal de ojo. La familia guardaba las rastras y eran utilizadas por todos sus miembros de generación en generación.


La rastra que ha sido analizada pertenece al Museo de Creencias y Religiosidad Popular del Pirineo Central en Abizanda y se trata de una faja de 41,5 por 27 centímetros con diferentes colgantes: un zapato, tres cilindros, una hoja, cuatro libros, una bellota, un corazón, dos peces, un cesto, una flor, una cruz, dos medallas de la Virgen del Pilar y un Cristo crucificado. Tiene, además, cintas sueltas de las cuales posiblemente también tenían objetos, así como otros elementos sueltos que acompañaban al cinturón como dos escapularios de la Virgen del Carmen, un medallón de la Inmaculada, un Agnus Dei, dos cintas y un lazo.


En definitiva, se recupera un importante elemento ritual, reflejo de la necesidad ancestral de preservar la primera etapa de la vida.

Últimas noticias

Muralla de Uncastillo

El consejero Felipe Faci ha visitado la localidad, donde ya se han realizado varias actuaciones. El Ejecutivo continúa así con su trabajo por la puesta en valor del patrimonio aragonés

Presentación de la talla románica de la Virgen de la Liena restaurada

Se trata de una talla románica de finales del siglo XII o principios del XIII

Iglesia del Salvador en Ejea de los Caballeros

Sijena, San Juan de la Peña, Labitolosa, San Victorián o la iglesia del Salvador de Ejea son algunas de las restauraciones más destacadas

Share this
Send this to a friend