Noticias

Portada | Noticias | Miguel Falomir «Las Furias fueron utilizadas como ejemplo de castigo por la sublevación ante el poder»

Miguel Falomir «Las Furias fueron utilizadas como ejemplo de castigo por la sublevación ante el poder»

Ticio, Sísifo, Ixión y Tántalo son las Furias, cuatro seres mitológicos castigados al sufrimiento eterno en el Hades, el infierno de los dioses


«Los dioses cautivos. Mitología en el Museo del Prado», que se celebra en el Museo de Zaragoza, celebró su penúltima conferencia. El jefe de Departamento de Pintura Italiana y Francesa (hasta 1700) del Museo Nacional del Prado, Miguel Falomir, realizó un discurso titulado «Las Furias. De la alegoría política al desafío artístico». El ciclo, organizado por la Fundación de Amigos del Museo del Prado y la Fundación Goya en Aragón, continuará con su última sesión el próximo martes 22 de febrero.


Se conoce como Furias a Ticio, Sísifo Ixión y Tántalo. Cuatro seres mitológicos que desafiaron a los dioses del Olimpo y fueron, por ello, castigados al sufrimiento eterno en el Hades. «Las Furias son cuatro malhechores de la antigüedad, cuatro figuras bastante menores en la antigüedad clásica pero luego en el renacimiento interesaron a los políticos», comentó Falomir. De este modo, la historia de las Furias tuvo una lectura política, como alegoría del castigo reservado a quienes se alzasen contra el orden establecido. «Para los príncipes era una forma bastante llamativa para que los súbditos se portaran bien», añadió Falomir.


Tizziano fue el primer artista que monumentalizó a estas figuras mitológicas y lo hizo en cuatro lienzos de gran formato, dos de ellos desaparecieron en el incendio del Alcázar de Madrid en 1734, mientras que los otros están en el Museo del Prado. Unas obras que realizó por encargo de la hermana del Emperador de Carlos V, justo después de que éste derrotase a los príncipes alemanes que se sublevaron contra él. «Es una forma de expresar que el castigo para los príncipes sublevados contra su legítimo señor sería el mismo que el de estos personajes que se sublevaron contra los dioses del Olimpo», apuntó Falomir. Además subrayó que desde que Tiziano las plasmó en imagen tuvieron una vida bastante exitosa en los siglos XVI y XVII.


Falomir recordó algunos de los castigos de estas cuatro figuras: «Una de ellas no podía alimentarse pero siempre estaba al lado de la comida, para otra su castigo era llevar sobre su espalda una piedra que cuando lograba subir a la montaña ésta se desprendía de nuevo; la más terrible condena era aquella que estaba atada a una montaña y un buitre le comí el hígado, mientras que la ultima daba vueltas en una cuerda constantemente. «Eran castigos severos y con saña» concluyó Falomir.


Miguel Falomir


Nació en Valencia en 1966. Es jefe de Departamento de Pintura Italiana y Francesa (hasta 1700) del Museo del Prado desde 1997. Acaba de reincorporarse al Prado tras una estancia entre 2008 y 2010 en la National Gallery of Art de Washington, donde ocupa el puesto de Andrew Mellon Professor en el CASVA, Centre for Advanced Studies in the Visual Arts.


Licenciado en Historia del Arte por la Universidad de Valencia en 1989 con Premio Extraordinario. En 1993 se doctora en igual disciplina y por la misma universidad, donde ejerce como profesor titular del Departamento de Historia del Arte hasta su nombramiento en el Museo del Prado. Durante su formación recibe prestigiosas becas, entre ellas la beca predoctoral F.P.I. del Ministerio de Educación y Ciencia en el Departamento de Historia del Arte del C.S.I.C., en Madrid entre 1990-1993, y la beca postdoctoral Fulbrigth en el Institute of Fine Arts de la New York University entre 1994-1995. Es especialista en el renacimiento valenciano y la pintura italiana y francesa del mismo periodo. Participa en cursos universitarios y en congresos nacionales e internacionales.

Últimas noticias

Muralla de Uncastillo

El consejero Felipe Faci ha visitado la localidad, donde ya se han realizado varias actuaciones. El Ejecutivo continúa así con su trabajo por la puesta en valor del patrimonio aragonés

Presentación de la talla románica de la Virgen de la Liena restaurada

Se trata de una talla románica de finales del siglo XII o principios del XIII

Iglesia del Salvador en Ejea de los Caballeros

Sijena, San Juan de la Peña, Labitolosa, San Victorián o la iglesia del Salvador de Ejea son algunas de las restauraciones más destacadas

Share this
Send this to a friend