Noticias

Portada | Noticias | Fernando II de Aragón. El rey que imaginó España y la abrió a Europa.

Fernando II de Aragón. El rey que imaginó España y la abrió a Europa.

SS.MM. los Reyes inauguran en la Aljafería esta exposición, que podrá verse hasta el 7 de junio de 2015.

Coincidiendo con el nacimiento de Fernando II de Aragón (Sos del Rey Católico, 10 de marzo de 1452), Sus Majestades los Reyes de España han inaugurado la exposición ‘Fernando II de Aragón, el rey que imaginó España y la abrió a Europa’. Don Felipe y Doña Letizia, acompañados por la Presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, han realizado un recorrido por el conjunto de obras que muestran la dimensión universal del reinado de Fernando II de Aragón, reivindican su figura y la ponen en valor.

Mostrar la dimensión universal del reinado de Fernando II de Aragón, reivindicar su figura y ponerla en valor. Con este objetivo el Gobierno de Aragón ha organizado la exposición ‘Fernando II de Aragón, el rey que imaginó España y la abrió a Europa’, que podrá visitarse desde el 10 de marzo hasta el 7 de junio en el Palacio de la Aljafería de Zaragoza. Sus Majestades los Reyes inauguran la muestra, coincidiendo con el aniversario del nacimiento del monarca aragonés (Sos del Rey Católico, 10-marzo-1452).

La exposición muestra el mundo político, artístico, social y cultural de su reinado a través de 150 piezas procedentes de ocho países: España, Alemania, Austria, Francia, Holanda, Italia, Reino Unido y Vaticano. Se trata de magníficos objetos, algunos de ellos nunca antes vistos en nuestro país, que transmitirán al visitante la dimensión universal de Fernando II como protagonista que fue durante casi cincuenta años de la historia de España y de Europa, en el momento en que se estaba diseñando el mundo occidental moderno. Para ello el recorrido expositivo se organiza en cuatro ámbitos:

  • La Conciencia de un Linaje
  • El Centro de una Gran Constelación
  • Un Mundo Interior de Contrastes
  • El Reconocimiento de Fernando de Aragón como Monarca Universal

Este itinerario se traza a través de pinturas, esculturas, orfebrería, joyas, armas, grabados, miniaturas, documentos, textiles y cerámicas que recrean al rey y los aspectos de la sociedad de su época. Estas obras de arte corresponden al amplio marco cronológico de la vida del monarca (1452-1516) y abarcan, en su mayoría, desde finales del Gótico a comienzos del Renacimiento. Una veintena de esas piezas han sido además restauradas por la dirección general de Patrimonio Cultural del Gobierno de Aragón para esta ocasión.
Los detalles de la exposición los han dado a conocer hoy en rueda de prensa la consejera de Educación, Universidad, Cultura y Deporte, Dolores Serrat y el director general de Patrimonio Cultural, Javier Callizo, acompañados por la vicepresidenta primera de las Cortes de Aragón, Rosa Plantagenet-Whyte y los comisarios de la muestra, Carmen Morte y José Ángel Sesma.

Las obras seleccionadas destacan por su calidad artística pero también por su significado. Así, por ejemplo, en esta exposición se pueden contemplar juntos por primera vez los cinco retratos individuales que se pintaron de Fernando II; cinco óleos sobre tabla procedentes de Poitiers, Viena, Berlín y Londres. Dos de ellos no habían salido nunca hasta ahora del Reino Unido y se ha logrado su préstamo para esta exposición. Se trata de los retratos pertenecientes a la colección de la Reina Isabel II de Inglaterra y a la Sociedad de Anticuarios de Londres. También se muestra por primera vez en España el retrato de Isabel de Castilla perteneciente, como el de Fernando, a la colección real británica.

La exposición de Fernando II muestra además obras que salieron de Aragón hace siglos y no habían vuelto. Es el caso de las tablas que componían el retablo de la Virgen de la Misericordia, encargado para la iglesia de Santa María la Mayor de Zaragoza (hoy Basílica del Pilar) y que desapareció en fecha desconocida. Dos de esas tablas se conservan actualmente en colecciones privadas fuera de Aragón y se han conseguido reunir por primera vez. Junto a ellas se expone una selección de pinturas realizadas en nuestra comunidad a finales del Gótico que recogen la devoción de Fernando II por ciertas imágenes sagradas y reflejan las diferentes corrientes artísticas.

El visitante podrá contemplar también objetos que simbolizan el poder real que acumuló, como la Espada de ceremonias de los Reyes Católicos, el Privilegio y Capitulaciones de Granada o la bula de Alejandro VI concediendo a Fernando e Isabel precisamente el título de Reyes Católicos, además del último testamento del rey redactado en Madrigalejo el 22 de enero de 1516, un día antes de morir. Se muestran también otros documentos que ensalzan su figura y la importancia histórica de su reinado como queda reflejado en los Estatutos de la Orden del Toisón de Oro o, siglos después, en el Cortejo Triunfal del emperador Maximiliano.

Pero sin duda una de las obras de arte que mejor representa la dimensión universal del reinado de Fernando II es la Estancia del Incendio del Borgo que pintó Rafael en el Vaticano a petición del Papa León X. En ella el monarca aragonés aparece reflejado como uno de los cinco pilares de la cristiandad junto a Carlomagno, Lotario I, Astolfo y Godofredo. Una reproducción de esta estancia pone punto final a la exposición.

El Palacio de la Aljafería, una obra más de la exposición

El lugar escogido para ubicar la exposición ‘Fernando II de Aragón, el rey que imaginó España y la abrió a Europa’ no es casual. Se ha elegido el Palacio de la Aljafería de Zaragoza porque fue precisamente residencia del monarca aragonés. De esta forma la arquitectura del palacio y su decoración se integran en el discurso expositivo.
Esta unión de contenido y continente ha sido posible gracias a la implicación de las Cortes de Aragón, que colabora en la organización de la muestra. El palacio medieval de los Reyes de Aragón y el Palacio de los Reyes Católicos son los espacios principales por los que discurre la exposición.

Lugar destacado merece el Salón del Trono, donde su espectacular techumbre de madera dorada y policromada constituye una obra de arte más. Su decoración es buen ejemplo de la utilización que los Reyes Católicos realizaron de las señales heráldicas, los motes y divisas como seña de identidad y para perpetuar su memoria. Esa utilización de los símbolos reales queda patente también en importantes obras que se exponen en ese mismo salón como el Repostero con el lema Tanto Monta procedente de la Catedral Primada de Toledo; una gran pieza de terciopelo de casi dieciséis metros cuadrados metros, brocada en oro, que cuelga de una de las paredes de la estancia.
 

Últimas noticias

Muralla de Uncastillo

El consejero Felipe Faci ha visitado la localidad, donde ya se han realizado varias actuaciones. El Ejecutivo continúa así con su trabajo por la puesta en valor del patrimonio aragonés

Presentación de la talla románica de la Virgen de la Liena restaurada

Se trata de una talla románica de finales del siglo XII o principios del XIII

Share this
Send this to a friend