Noticias

Portada | Noticias | El Museo de Huesca muestra la tabla gótica de la iglesia de Montañana

El Museo de Huesca muestra la tabla gótica de la iglesia de Montañana

Se trata de una obra del taller del pintor Pedro García de Benabarre fechada entre 1475 y 1485.

El Gobierno de Aragón ejerció en 2013 el derecho de tanteo y la adquirió mediante subasta pública por 32.500 euros. Hasta entonces había permanecido en una colección privada de Barcelona. La tabla (129,5 x 95,5 cm) forma parte del retablo mayor de la iglesia, que fue desmontado y vendido por partes en 1923. Está pintada al temple sobre un soporte de madera con algunos detalles en relieve en estuco dorado.

La consejera de Educación, Universidad, Cultura y Deporte, Dolores Serrat ha explicado que la tabla llegó al museo en febrero de 2014 y durante este tiempo se han acometido trabajos de restauración para poder mostrarla desde hoy al público. Serrat ha estado acompañada durante la presentación por el director general de Patrimonio Cultural, Javier Callizo y el director del Museo de Huesca, Julio Ramón.

La consejera se ha felicitado de que esta pieza haya podido volver a Aragón y pueda ser disfrutada por todos los aragoneses, igual que ocurría hace tan sólo unas semanas con la tabla de Benabarre. «Son muestras del trabajo del Gobierno de Aragón para que las piezas que están fuera de nuestro territorio vuelvan a Aragón, ejercitando todas las acciones legales que están en nuestra mano y el derecho de tanteo es una de ellas», ha indicado.

El director del Museo de Huesca, Julio Ramón ha explicado que el estado de conservación de la tabla era bueno en términos generales pero que aún así ha sido necesario llevar a cabo algunos trabajos de restauración antes de exponerla al público. Esa restauración ha consistido en reparar pequeñas patologías, asentar el color y reintegrar las zonas de lagunas.

La tabla de Montañana ocuparía en origen el segundo piso de la calle exterior derecha del cuerpo del retablo. Éste estaba formado por dos puertas laterales con las imágenes de San Pablo y San Pedro, una predela y un cuerpo de cinco calles y tres pisos. Este cuerpo albergaba en su calle central la imagen escultórica de Nuestra Señora de Baldós bajo un gran dosel de tracería gótica y en las calles laterales un conjunto de doce escenas relacionadas con las vidas de Cristo y la Virgen, culminadas probablemente por un Calvario en el ático.

A partir del trabajo de algunos investigadores y de una foto conservada en el Instituto Amatller de Arte Hispánico de Barcelona, en la que se ve el retablo completo y en su ubicación original, se han podido localizar actualmente algunas de sus tablas en diversas colecciones públicas y privadas de todo el mundo (Museo Nacional de Arte de Cataluña, Museo de Bellas Artes de Sevilla, Museo de Bellas Artes de Budapest, Colección Montllor de Nueva Cork, Colección Lladó de Madrid).
 

Últimas noticias

La consejera de Presidencia, Interior y Cultura, Tomasa Hernández, en la presentación de la talla en el Museo Diocesano de Jaca

La obra regresará a la Iglesia Parroquial de Ena tras su presentación en el Museo Diocesano de Jaca

Share this
Send this to a friend