Noticias

Portada | Noticias | Descubierta una singular representación de la Trinidad en el ábside de la ermita de Rasal

Descubierta una singular representación de la Trinidad en el ábside de la ermita de Rasal

El hallazgo lo han realizado los alumnos de la Escuela Superior de Conservación y Restauración de Bienes Culturales de Aragón

Los trabajos de recuperación de las pinturas ocultas de la ermita de Rasal han revelado un importante hallazgo para la pintura medieval aragonesa. Bajo el encalado se ha descubierto una Trinidad presentada como «Trono de Gracia» inscrita dentro de una mandorla y rodeada aparentemente de las cuatro figuras de los Evangelistas (Tetramorfos). Se trata de la primera vez que aparece esta iconografía en una pintura mural medieval en Aragón, ya que los ejemplos conocidos hasta ahora eran de pinturas sobre tabla o de pinturas murales pero de época posterior, de ahí su excepcionalidad.

El descubrimiento lo han realizado los alumnos de la Escuela Superior de Conservación y Restauración de Bienes Culturales de Aragón durante los trabajos de recuperación de las pinturas ocultas que están llevando a cabo este verano. La campaña está financiada por el departamento de Educación del Gobierno de Aragón con la colaboración de la Asociación Amigos del Románico.

El desprendimiento de algunos fragmentos del encalado permitió identificar un León alado como símbolo del evangelista San Marcos dentro del Tetramorfos, lo que hacía sospechar la existencia de un Pantocrator. En su lugar lo que se ha descubierto es una Trinidad en la que aparece Dios Padre entronizado sujetando a Jesús crucificado. Junto a ellos se presume la presencia de la Paloma del Espíritu Santo. Estas pinturas serían de estilo gótico y no románico; algo que deberán corraborar los estudios que se van a realizar.

Las catas indican además que las pinturas, realizadas al temple, se prolongan hasta el pavimento por lo que ocuparían todo el ábside de la ermita de San Juan Bautista. Realizado el hallazgo, los alumnos han realizado trabajos de fijación y consolidación de urgencia de las pinturas para garantizar su conservación preventiva a la espera de su restauración.

Cinco lipsanotecas ocultas tras el altar

Las pinturas con la Trinidad no son el único hallazgo que se ha producido durante la intervención de este verano. También se han descubierto cinco lipsanotecas en el interior del altar de piedra de la ermita. Se trata de unas pequeñas cajas de madera que suelen depositarse en el momento de la consagración de la iglesia y en cuyo interior solía guardarse una reliquia junto a un pergamino con datos sobre quién había consagrado el templo o a qué santo estaba dedicada la advocación.

La aparición de tantas lipsanotecas es algo poco frecuente y puede deberse a que hubiera sucesivas consagraciones de la ermita, a que pertenecieran a distintos altares consagrados dentro la misma o incluso a que se trasladaran hasta Rasal desde otros edificios religiosos del entorno abandonados. El hecho de que se hayan conservado juntas apunta a la importancia que tuvo la Ermita de San Juan Bautista.

Las cinco cajas se encuentran actualmente depositadas en el Museo de Huesca para completar su estudio. Una de ellas tiene especial relevancia porque conserva visible la inscripción exterior. Otra de ellas, con forma de naveta, tiene restos de tejido atrapados por la tapa. Ese tejido podría corresponder al lino utilizado para envolver las reliquias del interior.

La intervención en la ermita de Rasal la han llevado a cabo una decena de alumnos y profesores de la Escuela Superior de Conservación y Restauración de Bienes Culturales, ubicada en Huesca, con la asistencia técnica de los especialistas de la Dirección General de Patrimonio Cultural del Gobierno de Aragón.

Para llevarla a cabo primero fue necesario desmontar el retablo de la ermita, que ha sido trasladado a la iglesia parroquial de Rasal. También se desmontó el armario situado en la parte derecha del altar y un añadido de obra que había en la parte izquierda. A raíz de estos trabajos se pudieron identificar las pinturas murales desconocidas hasta ahora y se localizó el hueco donde se conservaban las lipsanotecas.

La Escuela Superior de Conservación y Restauración, un centro único en Aragón

La Escuela Superior de Conservación y Restauración de Aragón es el único centro de la comunidad autónoma que imparte los estudios superiores de Conservación y Restauración de Bienes Culturales. Además es uno de los seis únicos centros de toda España que ofertan este título oficial con nivel de Grado. Lo hace con dos especialidades -pintura y escultura- que cursan actualmente 60 alumnos.
Se trata de un centro en constante renovación y actualización de conocimientos y con gran reconocimiento internacional. De hecho su alumnado viene participando desde hace varios años en el programa Erasmus y acaba de suscribir nuevos acuerdos con dos importantes centros de restauración de Turín y París para ampliar esa colaboración.

Además de la labor pedagógica, la Escuela colabora activamente en la conservación del patrimonio cultural aragonés. En esa labor se enmarcan dos importantes campañas en las que está implicado actualmente el centro: la recuperación de las pinturas de Rasal y la restauración del lienzo norte del vestíbulo de la Estación de Canfranc junto a Suelo y Vivienda de Aragón (SVA). 

Últimas noticias

Muralla de Uncastillo

El consejero Felipe Faci ha visitado la localidad, donde ya se han realizado varias actuaciones. El Ejecutivo continúa así con su trabajo por la puesta en valor del patrimonio aragonés

Presentación de la talla románica de la Virgen de la Liena restaurada

Se trata de una talla románica de finales del siglo XII o principios del XIII

Iglesia del Salvador en Ejea de los Caballeros

Sijena, San Juan de la Peña, Labitolosa, San Victorián o la iglesia del Salvador de Ejea son algunas de las restauraciones más destacadas

Share this
Send this to a friend