Noticias

Portada | Noticias | «A Paris, Atenea le promete ser un gran guerrero, Hera le brinda ser un gran rey y Afrodita le ofrece ser un gran amante»

«A Paris, Atenea le promete ser un gran guerrero, Hera le brinda ser un gran rey y Afrodita le ofrece ser un gran amante»

El juicio de Paris en el arte de Rubens centró la ponencia del catedrático de Filología Griega en la Universidad Complutense de Madrid Carlos García Gual


«El juicio de Paris» es un famoso mito griego que está en relación con la historia de la Guerra de Troya. El relato comienza con la boda de Tetis y Peleo, los padres de Aquiles; una ceremonia a la que no es invitada Eris la diosa de la discordia. En venganza ésta lanzó una manzana de oro sobre la mesa del banquete, un premio que sería para la mujer más bella de las presentes. Las diosas Atenea, Afrodita y Hera se disputaron la manzana; para decidir entre ellas, los dioses encomendaron la elección a Paris, un joven pastor hijo del rey de Troya. Cada diosa le hizo una oferta: la diosa Atenea le prometió ser un gran guerrero, Hera le brindó ser un gran rey y Afrodita le ofreció ser un gran amante.


«Paris se decidió por Afrodita diosa del amor, mientras, las otras dos, se vengaron apoyando a los griegos en la Guerra de Troya», explicó García. Como premio, Afrodita le ofrece Helena, que era la esposa de Menéalo, rey de Esparta. La huida de Helena con Paris desencadena la Guerra de Troya.


Rubens pintó este tema ocho veces. Dos de ellas están en el Prado. García se detuvo en la última de las obras del artista sobre este mito, la que pintó un año antes de su muerte: «Es el símbolo de una elección entre tres caminos distintos: la guerra, el poder o el amor». El catedrático explicó que la elección del amor por Paris fue reprochada por muchos moralistas pero, en cambio, fue aprobado por Rubens, quien ensalzó en sus lienzos el poder de la gracia femenina, la suavidad y la dulzura.


«Fue un cuadro controvertido, las tres diosas se pintan desnudas, pero lo importante es que para la diosa central Rubens se basó en su propia esposa, una dama de la corte», detalló García.


Carlos García Gual


Nació en Palma de Mallorca en 1943 y se formó con grandes helenistas como Manuel Fernández Galiano, Francisco Rodríguez Adrados y Luis Gil. Es catedrático de Filología Griega en la Universidad Complutense de Madrid, tras ser profesor de las universidades de Granada, Barcelona y UNED. Asimismo es catedrático de griego del Instituto EM. B. Galindo en Madrid, presidente de la Sociedad Española de Literatura General y Comparada entre 1990 y 1996, y miembro del comité directivo de la ICLA (International Comparative Literature Association) de 1992 a 1994. Además, es miembro del comité asesor de revistas filológicas españolas y extranjeras.


Colabora con numerosas universidades nacionales e internacionales donde imparte cursos y conferencias sobre temas de lingüística, filología, filosofía y literatura griega, mitología, y literatura comparada. Presta su conocimiento a revistas universitarias especializadas, y ejerce la crítica literaria en revistas y periódicos como El País, La Revista de Occidente, o Claves entre otras. Es editor y colaborador habitual de la revista Historia National Geographic. Es director de la serie de clásicos grecolatinos de la Biblioteca Clásica Gredos desde su fundación y de la colección de clásicos universales de la Biblioteca Universal Gredos.


Destacan sus trabajos de edición de numerosos textos clásicos, y la traducción de textos del francés medieval y del griego bizantino, labor reconocida por los galardones recibidos: Premio de traducción «Fray Luis de León», 1978, y el Premio Nacional a la Obra de un Traductor, 2002, por el conjunto de su obra. Ha traducido textos clásicos de autores como Aristóteles, Esquilo, Homero o Platón, entre otros. Es comisario de la exposición del Ministerio de Cultura: «Libros de España», en Buenos Aires, Cuba, Guatemala, y Guadalajara.

Últimas noticias

Presentación de la talla románica de la Virgen de la Liena restaurada

Se trata de una talla románica de finales del siglo XII o principios del XIII

Iglesia del Salvador en Ejea de los Caballeros

Sijena, San Juan de la Peña, Labitolosa, San Victorián o la iglesia del Salvador de Ejea son algunas de las restauraciones más destacadas

Share this
Send this to a friend