Retablo de Cirés

Bonansa

Conjunto de 30 fragmentos de madera pintada, algunos dorados y plateados. Gran parte de ellos están recortados. Tienen distintos tamaños y funciones en lo que debió ser el retablo del altar mayor de la iglesia de Cirés.

Se ignora qué disposición pudieron tener las distintas tablas en el retablo original, aunque presumiblemente contaría con tres calles además de la decoración lateral formada por paneles de madera tallados y calados a modo de celosías, que actualmente están pintados de rojo oscuro y posiblemente no recibieron coloración en el momento de su ejecución.

En el primer piso, el sagrario en madera dorada, plateada y policromada estaba situado entre dos gradas decoradas en el frente con corladura de plata y una moldura de madera también plateada. En la calle central estarían, además del sagrario, la hornacina para la imagen titular y una de las tablas pintadas. En las calles laterales se situarían las tablas más grandes (las dedicadas a San Pedro y San Pablo) y sobre ellas en la calle izquierda Santa Catalina y en la derecha el San Sebastián o San Roque.

El piso superior, separado del inferior por un entablamento, mostraría una imagen central del Eccehomo, coronado como rey de los judíos y rodeado por las Arma Christi, enmarcada con pilastras con acanaladuras. A izquierda y derecha de esta tabla debieron estar las que ahora se conservan fragmentadas con restos de mazonería y decoración pintada de ángeles con tornapuntas, tan recurrentes en el barroco. También se conservan fragmentos de las polseras y de su mazonería en general, que estuvo decorada con motivos florales y de roleos.

El ático del retablo lo conforma una estructura semicircular con la escena de la Anunciación en cuyo centro hay un pequeño edículo con frontón triangular representando un paisaje.

Un repinte poco afortunado oculta el aspecto original de este retablo en el que tal vez intervinieran varias manos puesto que el dibujo de algunas tablas como el Eccehomo, por ejemplo, es más notable que en otras en las que el canon de las figuras delata la poca pericia de otro artista. Pudo ser que la intención inicial desmereciera en los resultados finales, que los repintes han contribuido en malograr.

Ximo Company, en la ficha redactada para el catálogo Pulchra, sitúa cronológicamente el retablo en el primer tercio del siglo XVII, pero teniendo en cuenta los detalles de la mazonería y la policromía originales, se pueda retrasar la datación hasta al menos finales de ese siglo o principios del XVIII, teniendo en cuenta además el hecho de que, si se tratara de un artista local o popular repetiría modelos estereotipados. Asimismo indica Company que pudo estar dedicado a la Virgen puesto que en el ático aparece la Anunciación, sin embargo es muy posible que el titular del retablo fuera San Cristóbal.

En la parroquia de Pont de Suert se conserva, procedente de la parroquial de San Cristóbal de Cirés, una imagen de este santo de la misma cronología que el retablo (finales del siglo XVII o principios del XVIII) y que seguramente ocupó su hornacina central. Esta posibilidad la avala además su tamaño -77 cm. de altura y 26 de anchura- que bien podría encajar con dicha hornacina. La figura de San Cristóbal de Cirés es de factura popular, como el retablo. 

Historia

Siglo XVII - XVIII

  • Barroco
El retablo barroco procedente de la parroquia de Cirés (Graus) data de finales del siglo XVII o principios del siglo XVIII.

Siglo XX, 1970

El retablo ingresó en 1970 en el Museo Diocesano, dividido en múltiples fragmentos.

Declaración. Siglo XXI, 2011

El Boletín Oficial de Aragón del día 22 de febrero de 2011 publica la Orden de 28 de enero de 2011, del Departamento de Educación, Cultura y Deporte, por la que se declaran Bienes Inventariados del Patrimonio Cultural Aragonés 86 bienes muebles pertenecientes a parroquias aragonesas de la diócesis de Barbastro-Monzón, depositados en el Museo de Lérida, Diocesano y Comarcal. Esta pieza figura dentro de la relación de bienes muebles.

Bibliografía relacionada

AZNAR GIL, F. R. y ROMÁN SÁNCHEZ, R. (coords.).

Los bienes artísticos de la parroquias de la Franja: El proceso canónico (1995-2008)

Fundación Teresa de Jesús, Zaragoza, 2009.

COMPANY I CLIMENT, X.

"769. Fragments d'un retaule"

en Museu diocesà de Lleida. Catàleg. Exposiciò Pulchra. Generalitat de Catalunya, Departament de Cultura, Lérida, 1993, p. 294.

SARRATE, Ll. i TORRES, M.

"Sant Cristòfol de Sirés"

en Hágios. La iconografia dels sants ribagorçans, Catàleg, Ajuntament Pont de Suert e Institut d'Estudis Illerdencs, Lleida, 2000, pp. 44-47.

Conjunto de 30 fragmentos de madera pintada, algunos dorados y plateados. Gran parte de ellos están recortados. Tienen distintos tamaños y funciones en lo que debió ser el retablo del altar mayor de la iglesia de Cirés.

Se ignora qué disposición pudieron tener las distintas tablas en el retablo original, aunque presumiblemente contaría con tres calles además de la decoración lateral formada por paneles de madera tallados y calados a modo de celosías, que actualmente están pintados de rojo oscuro y posiblemente no recibieron coloración en el momento de su ejecución.

En el primer piso, el sagrario en madera dorada, plateada y policromada estaba situado entre dos gradas decoradas en el frente con corladura de plata y una moldura de madera también plateada. En la calle central estarían, además del sagrario, la hornacina para la imagen titular y una de las tablas pintadas. En las calles laterales se situarían las tablas más grandes (las dedicadas a San Pedro y San Pablo) y sobre ellas en la calle izquierda Santa Catalina y en la derecha el San Sebastián o San Roque.

El piso superior, separado del inferior por un entablamento, mostraría una imagen central del Eccehomo, coronado como rey de los judíos y rodeado por las Arma Christi, enmarcada con pilastras con acanaladuras. A izquierda y derecha de esta tabla debieron estar las que ahora se conservan fragmentadas con restos de mazonería y decoración pintada de ángeles con tornapuntas, tan recurrentes en el barroco. También se conservan fragmentos de las polseras y de su mazonería en general, que estuvo decorada con motivos florales y de roleos.

El ático del retablo lo conforma una estructura semicircular con la escena de la Anunciación en cuyo centro hay un pequeño edículo con frontón triangular representando un paisaje.

Un repinte poco afortunado oculta el aspecto original de este retablo en el que tal vez intervinieran varias manos puesto que el dibujo de algunas tablas como el Eccehomo, por ejemplo, es más notable que en otras en las que el canon de las figuras delata la poca pericia de otro artista. Pudo ser que la intención inicial desmereciera en los resultados finales, que los repintes han contribuido en malograr.

Ximo Company, en la ficha redactada para el catálogo Pulchra, sitúa cronológicamente el retablo en el primer tercio del siglo XVII, pero teniendo en cuenta los detalles de la mazonería y la policromía originales, se pueda retrasar la datación hasta al menos finales de ese siglo o principios del XVIII, teniendo en cuenta además el hecho de que, si se tratara de un artista local o popular repetiría modelos estereotipados. Asimismo indica Company que pudo estar dedicado a la Virgen puesto que en el ático aparece la Anunciación, sin embargo es muy posible que el titular del retablo fuera San Cristóbal.

En la parroquia de Pont de Suert se conserva, procedente de la parroquial de San Cristóbal de Cirés, una imagen de este santo de la misma cronología que el retablo (finales del siglo XVII o principios del XVIII) y que seguramente ocupó su hornacina central. Esta posibilidad la avala además su tamaño -77 cm. de altura y 26 de anchura- que bien podría encajar con dicha hornacina. La figura de San Cristóbal de Cirés es de factura popular, como el retablo. 

Historia

Siglo XVII - XVIII

  • Barroco
El retablo barroco procedente de la parroquia de Cirés (Graus) data de finales del siglo XVII o principios del siglo XVIII.

Siglo XX, 1970

El retablo ingresó en 1970 en el Museo Diocesano, dividido en múltiples fragmentos.

Declaración. Siglo XXI, 2011

El Boletín Oficial de Aragón del día 22 de febrero de 2011 publica la Orden de 28 de enero de 2011, del Departamento de Educación, Cultura y Deporte, por la que se declaran Bienes Inventariados del Patrimonio Cultural Aragonés 86 bienes muebles pertenecientes a parroquias aragonesas de la diócesis de Barbastro-Monzón, depositados en el Museo de Lérida, Diocesano y Comarcal. Esta pieza figura dentro de la relación de bienes muebles.

Bibliografía relacionada

AZNAR GIL, F. R. y ROMÁN SÁNCHEZ, R. (coords.).

Los bienes artísticos de la parroquias de la Franja: El proceso canónico (1995-2008)

Fundación Teresa de Jesús, Zaragoza, 2009.

COMPANY I CLIMENT, X.

"769. Fragments d'un retaule"

en Museu diocesà de Lleida. Catàleg. Exposiciò Pulchra. Generalitat de Catalunya, Departament de Cultura, Lérida, 1993, p. 294.

SARRATE, Ll. i TORRES, M.

"Sant Cristòfol de Sirés"

en Hágios. La iconografia dels sants ribagorçans, Catàleg, Ajuntament Pont de Suert e Institut d'Estudis Illerdencs, Lleida, 2000, pp. 44-47.

Share this
Send this to a friend