Rastra de bautizar

Portada | Patrimonio | Patrimonio inmaterial | Rastra de bautizar

Contacto

Ayuntamiento de Casbas de Huesca

C/ San Nicolás 8. 22142 Casbas de Huesca (Huesca)

La protección de la infancia se hacía necesaria, especialmente por la elevada mortalidad infantil. Quizás la protección más significativa sobre los niños se realizaba colocándoles la rastra de bautizar en la cintura sobre los vestidos, objeto ritual a modo de cinturón de tela o banda con amuletos colgantes, conocido fundamentalmente entre los siglos XVI al XIX, que se supone se colocaba al niño en el bautizo o en solemnidades especiales.

La rastra de bautizar es un objeto ritual que protegía a los niños pequeños contra enfermedades y desgracias producidos por el mal de ojo. Los expertos destacan su gran valor antropológico cultural que revela el sincretismo del pensamiento precristiano y cristiano en torno a la infancia.

Singular es la rastra proveniente de Bastarás (Huesca) de Casa Cebollero expuesta en el Museo de Religiosidad y Creencias populares del Pirineo Central en Abizanda por su análisis de los materiales y su posterior restauración por el Gobierno de Aragón.

Este peculiar cinturón se confeccionaba con tejidos y cadenas de las que pendían amuletos, relicarios, evangelios y figuras. La familia guardaba las rastras y eran utilizadas por todos sus miembros de generación en generación.

Esta rastra en concreto es una faja de 41,5 por 27 centímetros con diferentes colgantes: un zapato, tres cilindros, una hoja, cuatro libros, una bellota, un corazón, dos peces, un cesto, una flor, una cruz, dos medallas de la Virgen del Pilar y un Cristo crucificado. Tiene, además, cintas sueltas de las cuales posiblemente también pendían objetos, así como otros elementos que acompañaban al cinturón, como dos escapularios de la Virgen del Carmen, un medallón de la Inmaculada, un Agnus Dei, dos cintas y un lazo, que reflejan la necesidad ancestral de preservar la primera etapa de la vida

La existencia de amuletos protectores colocados a los niños, mediante colgantes al cuello o en la cintura, es conocida desde la antigüedad, tenemos testimonios arqueológicos, iconográficos y documentales de su existencia.

Bibliografía relacionada

Monesma, Eugenio (guión y dirección).

La rastra de bautizar

(DVD-video) Documentales etnográficos 3, Pyrene, Huesca, 2008.

La protección de la infancia se hacía necesaria, especialmente por la elevada mortalidad infantil. Quizás la protección más significativa sobre los niños se realizaba colocándoles la rastra de bautizar en la cintura sobre los vestidos, objeto ritual a modo de cinturón de tela o banda con amuletos colgantes, conocido fundamentalmente entre los siglos XVI al XIX, que se supone se colocaba al niño en el bautizo o en solemnidades especiales.

La rastra de bautizar es un objeto ritual que protegía a los niños pequeños contra enfermedades y desgracias producidos por el mal de ojo. Los expertos destacan su gran valor antropológico cultural que revela el sincretismo del pensamiento precristiano y cristiano en torno a la infancia.

Singular es la rastra proveniente de Bastarás (Huesca) de Casa Cebollero expuesta en el Museo de Religiosidad y Creencias populares del Pirineo Central en Abizanda por su análisis de los materiales y su posterior restauración por el Gobierno de Aragón.

Este peculiar cinturón se confeccionaba con tejidos y cadenas de las que pendían amuletos, relicarios, evangelios y figuras. La familia guardaba las rastras y eran utilizadas por todos sus miembros de generación en generación.

Esta rastra en concreto es una faja de 41,5 por 27 centímetros con diferentes colgantes: un zapato, tres cilindros, una hoja, cuatro libros, una bellota, un corazón, dos peces, un cesto, una flor, una cruz, dos medallas de la Virgen del Pilar y un Cristo crucificado. Tiene, además, cintas sueltas de las cuales posiblemente también pendían objetos, así como otros elementos que acompañaban al cinturón, como dos escapularios de la Virgen del Carmen, un medallón de la Inmaculada, un Agnus Dei, dos cintas y un lazo, que reflejan la necesidad ancestral de preservar la primera etapa de la vida

La existencia de amuletos protectores colocados a los niños, mediante colgantes al cuello o en la cintura, es conocida desde la antigüedad, tenemos testimonios arqueológicos, iconográficos y documentales de su existencia.

Bibliografía relacionada

Monesma, Eugenio (guión y dirección).

La rastra de bautizar

(DVD-video) Documentales etnográficos 3, Pyrene, Huesca, 2008.

Contacto

Ayuntamiento de Casbas de Huesca

C/ San Nicolás 8. 22142 Casbas de Huesca (Huesca)

Share this
Send this to a friend