Posición fortificada Sierra Gorda

Fuendetodos

Portada | Patrimonio | Bienes culturales | Bienes inmuebles | Posición fortificada Sierra Gorda

Contacto

Dirección General de Cultura y Patrimonio. Gobierno de Aragón

patrimoniocultural@aragon.es

1936-1939

En septiembre de 1936 la columna anarquista Carod-Ferrer tomó el control de la localidad de Fuendetodos, tras haber sido ocupada durante los primeros meses de la contienda por el ejército sublevado.

Desde entonces permaneció leal al bando republicano, que empleó la loma de Sierra Gorda como un puesto de control ante las posibles incursiones del bando sublevado, resistiendo sus embates hasta el avance de las tropas fascistas italianas en marzo de 1938.

Es una posición fortificada que se extiende a lo largo de más de tres kilómetros, conformada por conjunto de parapetos corridos y una serie de cuatro fortines de piedra seca con numerosas aspilleras por donde disparar los fusiles, y una tronera mayor para la ametralladora. Cabe destacar que también cuenta con una zona dedicada al alojamiento de las tropas, donde se encontraron numerosos restos de la vida cotidiana de los soldados.

-Duración de la visita: 45 min.
-Entidades promotoras y colaboradoras: Gobierno de Aragón.

Bibliografía relacionada

MARTÍNEZ BAÑOS, F. y PÉREZ ESTEBAN,P.

Vestigios de la Guerra Civil en Aragón. Zaragoza

Gobierno de Aragón, Zaragoza, 2008.

VV.AA.

Los Lugares de la Memoria

Gobierno de Aragón, Zaragoza, 2010.

1936-1939

En septiembre de 1936 la columna anarquista Carod-Ferrer tomó el control de la localidad de Fuendetodos, tras haber sido ocupada durante los primeros meses de la contienda por el ejército sublevado.

Desde entonces permaneció leal al bando republicano, que empleó la loma de Sierra Gorda como un puesto de control ante las posibles incursiones del bando sublevado, resistiendo sus embates hasta el avance de las tropas fascistas italianas en marzo de 1938.

Es una posición fortificada que se extiende a lo largo de más de tres kilómetros, conformada por conjunto de parapetos corridos y una serie de cuatro fortines de piedra seca con numerosas aspilleras por donde disparar los fusiles, y una tronera mayor para la ametralladora. Cabe destacar que también cuenta con una zona dedicada al alojamiento de las tropas, donde se encontraron numerosos restos de la vida cotidiana de los soldados.

-Duración de la visita: 45 min.
-Entidades promotoras y colaboradoras: Gobierno de Aragón.

Bibliografía relacionada

MARTÍNEZ BAÑOS, F. y PÉREZ ESTEBAN,P.

Vestigios de la Guerra Civil en Aragón. Zaragoza

Gobierno de Aragón, Zaragoza, 2008.

VV.AA.

Los Lugares de la Memoria

Gobierno de Aragón, Zaragoza, 2010.

Contacto

Dirección General de Cultura y Patrimonio. Gobierno de Aragón

patrimoniocultural@aragon.es
Share this
Send this to a friend