Nuevo Convento de Ntra. Sra. del Pilar de las Madres Capuchinas

Portada | Patrimonio | Bienes culturales | Bienes inmuebles | Nuevo Convento de Ntra. Sra. del Pilar de las Madres Capuchinas

Nuevo Convento de Ntra. Sra. del Pilar

Contacto

Oficina de Turismo de Huesca

Plaza Luis López Allué. 22001 Huesca

974292170 oficina@huescaturismo.com

Enlaces relacionados

El Nuevo Convento de Nuestra Señora del Pilar de las Madres Capuchinas es un edificio terminado en 1968, situado en la avenida del Doctor Artero en Huesca. En su construcción el arquitecto Victorián Benosa Górriz introduce las pautas marcadas en el Concilio de Vaticano II para los proyectos conventuales. Se trata de un edificio muy bien resuelto y un buen ejemplo de arquitectura religiosa contemporánea de Huesca.

El convento se organiza en torno a un patio concebido como un jardín cerrado, herencia y recuerdo de los claustros tradicionales. El conjunto se compone de cuatro bloques edificados de planta rectangular alargada que delimitan el patio de forma cuadrada y que se prolongan asimétricamente en sentido rotatorio. Todos los cuerpos tienen la misma crujía excepto el que contiene la iglesia, que es más ancho y cuya prolongación preside la fachada principal a modo de porche de acceso.

En las fachadas es patente el uso del hormigón visto y el ladrillo caravista de color claro. La expresividad de las formas del hormigón destaca sobre la sencilla composición de los alzados y compensa la intencionada ausencia de ornamentación del conjunto.

Uno de los elementos más destacables de este convento es el campanario de la iglesia, que sobresale del volumen general, visible desde lo lejos y que sirve de contrapunto a la horizontalidad del edificio. En la iglesia se utilizan los mismos materiales y lenguaje compositivo sobrio del exterior que hacen que se integre a la perfección, mientras que en el interior destaca la intensa iluminación y color de las vidrieras sobre los muros de ladrillo blanco.

Historia

Construcción original. Siglo XX

La presencia de las capuchinas en Huesca se remonta al siglo XVII. Levantan en la ciudad un convento barroco situado al final del coso alto derribado en el siglo XX y del que solo se conserva su iglesia. Esta orden levanta un nuevo convento durante los años 1965 y 1968, encargado al aquitecto Victorián Benosa Górriz, quien resuelve el programa de este amplio conjunto conventual proyectado con arreglo al Concilio de Vaticano II y a las instrucciones facilitadas por la propia Comunidad de religiosas de las Capuchinas.

Declaración. Siglo XXI, 2008

El Boletín Oficial de Aragón del día 7 de abril de 2008 publica la Orden de 21 de febrero de 2008, del Departamento de Educación, Cultura y Deporte, por la que se declara el Nuevo Convento de Nuestra Señora del Pilar de las Madres Capuchinas, sito en la avenida Doctor Artero nº 49 de Huesca, como Bien Catalogado del Patrimonio Cultural Aragonés.

Bibliografía relacionada

LABORDA YNEVA, J.

Huesca. Guía de arquitectura

Caja de Ahorros de la Inmaculada de Aragón, Zaragoza, 1997.

El Nuevo Convento de Nuestra Señora del Pilar de las Madres Capuchinas es un edificio terminado en 1968, situado en la avenida del Doctor Artero en Huesca. En su construcción el arquitecto Victorián Benosa Górriz introduce las pautas marcadas en el Concilio de Vaticano II para los proyectos conventuales. Se trata de un edificio muy bien resuelto y un buen ejemplo de arquitectura religiosa contemporánea de Huesca.

El convento se organiza en torno a un patio concebido como un jardín cerrado, herencia y recuerdo de los claustros tradicionales. El conjunto se compone de cuatro bloques edificados de planta rectangular alargada que delimitan el patio de forma cuadrada y que se prolongan asimétricamente en sentido rotatorio. Todos los cuerpos tienen la misma crujía excepto el que contiene la iglesia, que es más ancho y cuya prolongación preside la fachada principal a modo de porche de acceso.

En las fachadas es patente el uso del hormigón visto y el ladrillo caravista de color claro. La expresividad de las formas del hormigón destaca sobre la sencilla composición de los alzados y compensa la intencionada ausencia de ornamentación del conjunto.

Uno de los elementos más destacables de este convento es el campanario de la iglesia, que sobresale del volumen general, visible desde lo lejos y que sirve de contrapunto a la horizontalidad del edificio. En la iglesia se utilizan los mismos materiales y lenguaje compositivo sobrio del exterior que hacen que se integre a la perfección, mientras que en el interior destaca la intensa iluminación y color de las vidrieras sobre los muros de ladrillo blanco.

Historia

Construcción original. Siglo XX

La presencia de las capuchinas en Huesca se remonta al siglo XVII. Levantan en la ciudad un convento barroco situado al final del coso alto derribado en el siglo XX y del que solo se conserva su iglesia. Esta orden levanta un nuevo convento durante los años 1965 y 1968, encargado al aquitecto Victorián Benosa Górriz, quien resuelve el programa de este amplio conjunto conventual proyectado con arreglo al Concilio de Vaticano II y a las instrucciones facilitadas por la propia Comunidad de religiosas de las Capuchinas.

Declaración. Siglo XXI, 2008

El Boletín Oficial de Aragón del día 7 de abril de 2008 publica la Orden de 21 de febrero de 2008, del Departamento de Educación, Cultura y Deporte, por la que se declara el Nuevo Convento de Nuestra Señora del Pilar de las Madres Capuchinas, sito en la avenida Doctor Artero nº 49 de Huesca, como Bien Catalogado del Patrimonio Cultural Aragonés.

Bibliografía relacionada

LABORDA YNEVA, J.

Huesca. Guía de arquitectura

Caja de Ahorros de la Inmaculada de Aragón, Zaragoza, 1997.

Contacto

Oficina de Turismo de Huesca

Plaza Luis López Allué. 22001 Huesca

974292170 oficina@huescaturismo.com

Enlaces relacionados

Share this
Send this to a friend