Lienzo de San Pedro de Valcarca

Binaced

Portada | Patrimonio | Bienes culturales | Bienes muebles | Lienzo de San Pedro de Valcarca

93,5

186

9

cm

Se trata de una pintura al óleo sobre lienzo adherido a una tabla de madera. Esta tabla de San Pedro, junto con la tabla de San Pablo, formaba parte de un retablo de la Iglesia parroquial de Valcarca. Esta tabla en concreto debía cumplir la función de puerta del lado del Evangelio, comunicando con la sacristía, ya que todavía conserva el tirador de hierro.

La representación de la figura responde a los cánones tradicionales del santo apóstol: nimbado, con el escaso cabello blanco y barba corta, vestido con túnica azul abierta sobre el pecho y ceñida en la cintura y un voluminoso manto ocre que le envuelve. Sostiene el libro abierto y levanta con la mano derecha las llaves, una de oro y otra de plata, que simbolizan los poderes que le legó Cristo: la absolución y la excomunión.

El autor de esta tabla debía ser un maestro de cierta calidad y, si todo el retablo de Valcarca era de la misma autoría, debió ser una obra considerable. El apóstol se sitúa en una hornacina avenerada y cobra vida propia tanto por su gesto y por su disposición, en ligero contraposto, como por el movimiento de su ropa. El artista fue cuidadoso en el tratamiento de los plegados, en el detalle de los accesorios y en la individualización del personaje.

La calidad de este maestro y la composición de la obra nos remite a un taller aragonés del siglo XVII que muestra reminiscencias de Cósida y, según Naval Más, sería conocedor de la escuela levantina, de la que adapta con éxito las soluciones tenebristas. 

Historia

Siglo XVII

  • Barroco
El lienzo de San Pedro procede de la localidad de Valcarca (Binced, Huesca) y data del siglo XVII.

En el Boletín Oficial de la Diócesis de Lérida de 1899 consta su entrada en el Museo del Seminario junto a la tabla de San Pablo.

Declaración. Siglo XXI, 2011

El Boletín Oficial de Aragón del día 22 de febrero de 2011 publica la Orden de 28 de enero de 2011, del Departamento de Educación, Cultura y Deporte, por la que se declaran Bienes Inventariados del Patrimonio Cultural Aragonés 86 bienes muebles pertenecientes a parroquias aragonesas de la diócesis de Barbastro-Monzón, depositados en el Museo de Lérida, Diocesano y Comarcal. Esta pieza figura dentro de la relación de bienes muebles.

Bibliografía relacionada

ARMENGOL, P.

"Museo arqueológico del Seminario de Lérida. Catálogo"

en Esperanza. Revista Mensual del Seminario Ilerdense, Lérida, diciembre de 1934, p. 258.

AZNAR GIL, F. R. y ROMÁN SÁNCHEZ, R. (coords.).

Los bienes artísticos de la parroquias de la Franja: El proceso canónico (1995-2008)

Fundación Teresa de Jesús, Zaragoza, 2009.

Boletín Oficial Eclesiástico de la Diócesis de Lérida

17 de marzo de 1899, t. XII, núm. 5, p.101.

BOSCH I BALLBONA, J.

"720. Sant Pere. Sant Pau"

en Museu diocesà de Lleida. Catàleg. Exposiciò Pulchra. Centenari de la creació del Museu. 1893-1993, Generalitat de Catalunya, Departament de Cultura, Lérida,1993, p. 283.

NAVAL MAS, A.

Patrimonio emigrado

Publicaciones y Ediciones de El Alto Aragón, Huesca, 1999, p. 169.

Se trata de una pintura al óleo sobre lienzo adherido a una tabla de madera. Esta tabla de San Pedro, junto con la tabla de San Pablo, formaba parte de un retablo de la Iglesia parroquial de Valcarca. Esta tabla en concreto debía cumplir la función de puerta del lado del Evangelio, comunicando con la sacristía, ya que todavía conserva el tirador de hierro.

La representación de la figura responde a los cánones tradicionales del santo apóstol: nimbado, con el escaso cabello blanco y barba corta, vestido con túnica azul abierta sobre el pecho y ceñida en la cintura y un voluminoso manto ocre que le envuelve. Sostiene el libro abierto y levanta con la mano derecha las llaves, una de oro y otra de plata, que simbolizan los poderes que le legó Cristo: la absolución y la excomunión.

El autor de esta tabla debía ser un maestro de cierta calidad y, si todo el retablo de Valcarca era de la misma autoría, debió ser una obra considerable. El apóstol se sitúa en una hornacina avenerada y cobra vida propia tanto por su gesto y por su disposición, en ligero contraposto, como por el movimiento de su ropa. El artista fue cuidadoso en el tratamiento de los plegados, en el detalle de los accesorios y en la individualización del personaje.

La calidad de este maestro y la composición de la obra nos remite a un taller aragonés del siglo XVII que muestra reminiscencias de Cósida y, según Naval Más, sería conocedor de la escuela levantina, de la que adapta con éxito las soluciones tenebristas. 

Historia

Siglo XVII

  • Barroco
El lienzo de San Pedro procede de la localidad de Valcarca (Binced, Huesca) y data del siglo XVII.

En el Boletín Oficial de la Diócesis de Lérida de 1899 consta su entrada en el Museo del Seminario junto a la tabla de San Pablo.

Declaración. Siglo XXI, 2011

El Boletín Oficial de Aragón del día 22 de febrero de 2011 publica la Orden de 28 de enero de 2011, del Departamento de Educación, Cultura y Deporte, por la que se declaran Bienes Inventariados del Patrimonio Cultural Aragonés 86 bienes muebles pertenecientes a parroquias aragonesas de la diócesis de Barbastro-Monzón, depositados en el Museo de Lérida, Diocesano y Comarcal. Esta pieza figura dentro de la relación de bienes muebles.

Bibliografía relacionada

ARMENGOL, P.

"Museo arqueológico del Seminario de Lérida. Catálogo"

en Esperanza. Revista Mensual del Seminario Ilerdense, Lérida, diciembre de 1934, p. 258.

AZNAR GIL, F. R. y ROMÁN SÁNCHEZ, R. (coords.).

Los bienes artísticos de la parroquias de la Franja: El proceso canónico (1995-2008)

Fundación Teresa de Jesús, Zaragoza, 2009.

Boletín Oficial Eclesiástico de la Diócesis de Lérida

17 de marzo de 1899, t. XII, núm. 5, p.101.

BOSCH I BALLBONA, J.

"720. Sant Pere. Sant Pau"

en Museu diocesà de Lleida. Catàleg. Exposiciò Pulchra. Centenari de la creació del Museu. 1893-1993, Generalitat de Catalunya, Departament de Cultura, Lérida,1993, p. 283.

NAVAL MAS, A.

Patrimonio emigrado

Publicaciones y Ediciones de El Alto Aragón, Huesca, 1999, p. 169.

Share this
Send this to a friend