Iglesia Parroquial de Santa María

Épila

Portada | Patrimonio | Bienes culturales | Bienes inmuebles | Iglesia Parroquial de Santa María

Iglesia Parroquial de Santa María

Contacto

Ayuntamiento de Épila

Plaza de España,1. 50290 Épila (Zaragoza)

976 603 111 informacion.epila@dpz.es

Enlaces relacionados

La iglesia parroquial de Épila es un templo de grandes dimensiones, con una volumetría clara y rotunda, realizada en el siglo XVIII según modelos barroco-clasicistas. Junto a la antigua iglesia Santa María, se levantó una nueva en 1726, en ladrillo y piedra sillar, siguiendo el modelo de la Iglesia de Nuestra Señora del Portillo de Zaragoza.

En el exterior destacan la monumental fachada occidental, que presenta un juego de retranqueos que le confiere un dinamismo contenido y su portada clásica,  flanqueada por cuatro pilastras jónicas y rematada por un frontón triangular. A ambos lados de la puerta se proyectó la construcción de dos torres de las cuales solo se terminó la de la derecha. La torre presenta cuatro cuerpos de base cuadrada, rematada con capitel. La torre de la izquierda es fruto de una ampliación iniciada a finales del siglo XX.

La iglesia consta de tres naves de la misma altura y cabecera recta tripartita, alojándose un coro bajo en la capilla central. Posee un crucero cubierto de una cúpula semiesférica con linterna sobre tambor y pechinas. Tiene un gran presbiterio de tres tramos en el que se sitúa un coro bajo y dos capillas a ambos lados y dos sacristías. En 1629 se construyo el coro, patrocinado por los Condes de Aranda. Las tres naves se cubren con bóvedas de lunetos, separadas por pilares cruciformes de fustes estriados, con capiteles corintios. Los tramos se separan por arcos que descansan en un entablamento sujetado por pilares. Las bóvedas de cañón con lunetos de la nave central y los brazos del crucero, al igual que la cúpula que cubre el mismo, se hallan decoradas con interesantes pinturas murales.

La decoración interior se compone de guirnaldas, óculos y angelotes. Las pinturas de las bóvedas representan las advocaciones de la letanía del Rosario, atribuidas al mediano de los hermanos Bayeu, Fray Manuel, Manuel Bayeu cuñado de Goya, quien desarrolló en estos espacios seis letanías marianas (Regina Patriarcarum, Regina Apostolorum, Regina Prophetarum, Regina Martirum, Regina Confesorum y Regina Virginum). Mariano Ponzano realizará los frescos de las dos primeras bóvedas que cubren el presbiterio con los temas de la Adoración del Nombre de Dios y la Exaltación de la Virgen. Las pinturas que ocupan el tercer tramo del presbiterio, sendos brazos del crucero y los tramos de la nave central. Contiene retablos clasicistas dedicados a San Pedro Arbués, La Virgen, el Calvario, Santo Domingo, San Francisco de Asís y San Frontonio.

En su interior se conservan otras obras relevantes. En el altar del retablo del calvario se encuentra una urna de cristal que contiene un Cristo yacente. Junto a él se sitúa la pila bautismal en pierda negra. En el altar dedicado a San Antonio, Santa Lucía y San Roque, se encuentra una hornacina con la imagen del Niño Jesús, conocida popularmente en Épila como el Cautivico. También contiene un importante órgano restaurado en las últimas décadas y sepulcros de personajes de interés. En la sacristía se encuentran los dos lienzos dedicados a San Francisco y San Antonio, pintados por pintores de la escuela Ribalta.

Historia

Construcción original. Siglo XVII

  • Barroco
Fue bendita el 15 de Septiembre de 1798 por el Arzobispo Ignacio Bona. Las obras comienzan por la cabecera en 1722 ocupando el solar de la casa de San Pedro Arbués, primer inquisidor del Tribunal del Santo Oficio en Aragón. En 1771 la iglesia antigua es derribada, contando para ello con el consentimiento del X Conde de Aranda, Pedro Pablo Abarca de Bolea. En el año 1782, se hace cargo de la dirección de las obras el arquitecto Don Agustín Sanz, llevando a cabo la construcción de la zona del crucero, naves y fachada de la iglesia, que concluirá su hijo, Don Matías Sanz. En 1803 concluyen las obras de la iglesia, aunque ésta había sido ya solemnemente bendecida el 15 de Septiembre de 1798, momento en que se dan por finalizadas, a falta de la decoración de algunas capillas, las obras sustanciales de su fábrica y ornato.

Restauración. Siglo XX, 1984

En 1982 el músico americano Marcos Chartier Roark dio un concierto de Clavicémbalo y al conocer el estado del Órgano Parroquial, se ofreció al Ayuntamiento para restaurarlo. El Gobierno de Aragón encarga en 1984 la restauración del órgano de la iglesia al propio músico, en la que se invierten 3.005 euros.

Restauración. Siglo XX, 1985 - 1987

La iglesia se comienza a restaurar el 16 de abril de 1985 finalizando, esta primera fase, el 15 de julio de 1987. Las obras afectaron al chapitel derecho (torre del reloj), la restauración pinturas de la bóvedas y pintura general interior.

Declaración. Siglo XXI, 2001

La iglesia de Santa María la Mayor fue declarada Bien de Interés Cultural en 2001 por el DECRETO 276/2001, de 6 de noviembre, del Gobierno de Aragón, en la categoría de Monumento.

Restauración. Siglo XXI, 2008 - 2011

En enero de 2011 se inaugura la fase de restauración que afecta a la torre izquierda de la iglesia. El presupuesto total de la intervención es de 250.000 euros financiada en un 75% por el Gobierno de Aragón y en un 25% por el Ayuntamiento de Épila. El proyecto de esta restauración se redacta en 2008 y las obras se adjudicaron en 2009.

Bibliografía relacionada

CARDIÑANOS BARDECI, I.

Dos templos parroquiales del siglo XVIII, Épila y Aguarón

Boletín del Museo e Instituto Camón Aznar, nº 74, p. 102, 1998.

ESTEBAN LORENTE, Juan Francisco et al.

II centenario del templo parroquial de la villa de Épila

Ayuntamiento de Épila, 1998.

LÁZARO SEBASTIÁN, Francisco Javier.

La actuación del Conde de Aranda en la construcción de la iglesia parroquial de Épila (Zaragoza): La continuación del proyecto bajo la dirección del arquitecto Agustin Sanz, discípulo de Ventura Rodríguez

en Cuadernos de Ilustración y Romanticismo. 2006 , nº 14, p. 245-256.

RUIZ MAZA, Fernando.

Las iglesias del Ducado de Híjar en el siglo XVIII

Rujiar. 2001 p. 127-156.

TWOSE SÁNCHEZ, A.

La nueva Iglesia Parroquial

Programa de Fiestas de Épila de 1984.

VV.AA.

Épila

Colección Territorio, Comarca del Valdejalón, DGA, p.267. 2003.

La iglesia parroquial de Épila es un templo de grandes dimensiones, con una volumetría clara y rotunda, realizada en el siglo XVIII según modelos barroco-clasicistas. Junto a la antigua iglesia Santa María, se levantó una nueva en 1726, en ladrillo y piedra sillar, siguiendo el modelo de la Iglesia de Nuestra Señora del Portillo de Zaragoza.

En el exterior destacan la monumental fachada occidental, que presenta un juego de retranqueos que le confiere un dinamismo contenido y su portada clásica,  flanqueada por cuatro pilastras jónicas y rematada por un frontón triangular. A ambos lados de la puerta se proyectó la construcción de dos torres de las cuales solo se terminó la de la derecha. La torre presenta cuatro cuerpos de base cuadrada, rematada con capitel. La torre de la izquierda es fruto de una ampliación iniciada a finales del siglo XX.

La iglesia consta de tres naves de la misma altura y cabecera recta tripartita, alojándose un coro bajo en la capilla central. Posee un crucero cubierto de una cúpula semiesférica con linterna sobre tambor y pechinas. Tiene un gran presbiterio de tres tramos en el que se sitúa un coro bajo y dos capillas a ambos lados y dos sacristías. En 1629 se construyo el coro, patrocinado por los Condes de Aranda. Las tres naves se cubren con bóvedas de lunetos, separadas por pilares cruciformes de fustes estriados, con capiteles corintios. Los tramos se separan por arcos que descansan en un entablamento sujetado por pilares. Las bóvedas de cañón con lunetos de la nave central y los brazos del crucero, al igual que la cúpula que cubre el mismo, se hallan decoradas con interesantes pinturas murales.

La decoración interior se compone de guirnaldas, óculos y angelotes. Las pinturas de las bóvedas representan las advocaciones de la letanía del Rosario, atribuidas al mediano de los hermanos Bayeu, Fray Manuel, Manuel Bayeu cuñado de Goya, quien desarrolló en estos espacios seis letanías marianas (Regina Patriarcarum, Regina Apostolorum, Regina Prophetarum, Regina Martirum, Regina Confesorum y Regina Virginum). Mariano Ponzano realizará los frescos de las dos primeras bóvedas que cubren el presbiterio con los temas de la Adoración del Nombre de Dios y la Exaltación de la Virgen. Las pinturas que ocupan el tercer tramo del presbiterio, sendos brazos del crucero y los tramos de la nave central. Contiene retablos clasicistas dedicados a San Pedro Arbués, La Virgen, el Calvario, Santo Domingo, San Francisco de Asís y San Frontonio.

En su interior se conservan otras obras relevantes. En el altar del retablo del calvario se encuentra una urna de cristal que contiene un Cristo yacente. Junto a él se sitúa la pila bautismal en pierda negra. En el altar dedicado a San Antonio, Santa Lucía y San Roque, se encuentra una hornacina con la imagen del Niño Jesús, conocida popularmente en Épila como el Cautivico. También contiene un importante órgano restaurado en las últimas décadas y sepulcros de personajes de interés. En la sacristía se encuentran los dos lienzos dedicados a San Francisco y San Antonio, pintados por pintores de la escuela Ribalta.

Historia

Construcción original. Siglo XVII

  • Barroco
Fue bendita el 15 de Septiembre de 1798 por el Arzobispo Ignacio Bona. Las obras comienzan por la cabecera en 1722 ocupando el solar de la casa de San Pedro Arbués, primer inquisidor del Tribunal del Santo Oficio en Aragón. En 1771 la iglesia antigua es derribada, contando para ello con el consentimiento del X Conde de Aranda, Pedro Pablo Abarca de Bolea. En el año 1782, se hace cargo de la dirección de las obras el arquitecto Don Agustín Sanz, llevando a cabo la construcción de la zona del crucero, naves y fachada de la iglesia, que concluirá su hijo, Don Matías Sanz. En 1803 concluyen las obras de la iglesia, aunque ésta había sido ya solemnemente bendecida el 15 de Septiembre de 1798, momento en que se dan por finalizadas, a falta de la decoración de algunas capillas, las obras sustanciales de su fábrica y ornato.

Restauración. Siglo XX, 1984

En 1982 el músico americano Marcos Chartier Roark dio un concierto de Clavicémbalo y al conocer el estado del Órgano Parroquial, se ofreció al Ayuntamiento para restaurarlo. El Gobierno de Aragón encarga en 1984 la restauración del órgano de la iglesia al propio músico, en la que se invierten 3.005 euros.

Restauración. Siglo XX, 1985 - 1987

La iglesia se comienza a restaurar el 16 de abril de 1985 finalizando, esta primera fase, el 15 de julio de 1987. Las obras afectaron al chapitel derecho (torre del reloj), la restauración pinturas de la bóvedas y pintura general interior.

Declaración. Siglo XXI, 2001

La iglesia de Santa María la Mayor fue declarada Bien de Interés Cultural en 2001 por el DECRETO 276/2001, de 6 de noviembre, del Gobierno de Aragón, en la categoría de Monumento.

Restauración. Siglo XXI, 2008 - 2011

En enero de 2011 se inaugura la fase de restauración que afecta a la torre izquierda de la iglesia. El presupuesto total de la intervención es de 250.000 euros financiada en un 75% por el Gobierno de Aragón y en un 25% por el Ayuntamiento de Épila. El proyecto de esta restauración se redacta en 2008 y las obras se adjudicaron en 2009.

Bibliografía relacionada

CARDIÑANOS BARDECI, I.

Dos templos parroquiales del siglo XVIII, Épila y Aguarón

Boletín del Museo e Instituto Camón Aznar, nº 74, p. 102, 1998.

ESTEBAN LORENTE, Juan Francisco et al.

II centenario del templo parroquial de la villa de Épila

Ayuntamiento de Épila, 1998.

LÁZARO SEBASTIÁN, Francisco Javier.

La actuación del Conde de Aranda en la construcción de la iglesia parroquial de Épila (Zaragoza): La continuación del proyecto bajo la dirección del arquitecto Agustin Sanz, discípulo de Ventura Rodríguez

en Cuadernos de Ilustración y Romanticismo. 2006 , nº 14, p. 245-256.

RUIZ MAZA, Fernando.

Las iglesias del Ducado de Híjar en el siglo XVIII

Rujiar. 2001 p. 127-156.

TWOSE SÁNCHEZ, A.

La nueva Iglesia Parroquial

Programa de Fiestas de Épila de 1984.

VV.AA.

Épila

Colección Territorio, Comarca del Valdejalón, DGA, p.267. 2003.

Contacto

Ayuntamiento de Épila

Plaza de España,1. 50290 Épila (Zaragoza)

976 603 111 informacion.epila@dpz.es

Enlaces relacionados

Share this
Send this to a friend