Ermita de Santa María de Dulcis

Buera

Portada | Patrimonio | Bienes culturales | Bienes inmuebles | Ermita de Santa María de Dulcis

A este santuario acuden a venerar a la Virgen de Dulcis, desde el siglo XII, los pueblos de la cuenca media del río Vero. El actual Santuario de Dulcis data del siglo XVII y fue construido tras el concilio de Trento, sobre un antiguo templo románico.

Presenta en su exterior las características del barroco aragonés. Es sobrio y sin decoración, mientras que en el interior conserva decoraciones en yeso de tradición mudéjar. Es el centro espiritual de la comarca.

En su construcción se emplearon materiales austeros como la piedra y el sillar y otros utilizados en la arquitectura mudéjar como el tapial, el ladrillo y el yeso.

En el interior se estructura en torno a una sola nave sola nave, cubierta con bóveda de lunetos de la que parten dos capillas laterales. Contiene un presbiterio, de planta cuadrada, cubierta con cúpula sobre pechinas y linterna. La sacristía se aloja en el lado Norte y a los pies de la nave un coro.

Las bóvedas están profusamente decoradas y el presbiterio presenta decoración barroca a base de lazos de inspiración mudéjar, junto con elementos clásicos.

Historia

Construcción original. Siglo XVII

  • Barroco
En el año 1658 se emprendió la construcción del santuario de Dulcis,  que sustituiría a un anterior templo románico, con la intención de dotarlo de más espacio e importancia. En torno a su construcción la tradición dice que, tras la expulsión de los moros de estas tierras durante la reconquista, la imagen de la Virgen apareció sobre un panal de miel, siendo éste el origen de su advocación. En el mismo lugar donde tuvo lugar el hallazgo se levantó el templo románico.
Las primeras noticias documentales que se poseen del lugar, son de esta época y aparece con el nombre de "Ocis", "de Ozis" y "d’Ulcis". Posteriormente el término derivará en Dulcis, con el que hoy se conoce y a partir del cual, surgirá la leyenda de la aparición de la Virgen.
Fue financiado en su mayor parte por el Capítulo de Alquézar, que ostentaba la jurisdicción y patronato de Dulcis, en un momento de crisis política y austeridad económica.Fue necesaria además la ayuda de los vecinos de Alquézar y sus aldeas (Buera, San Pelegrín, Radiquero, Asque y Colungo). Actualmente acuden a él en romería los habitantes de estos pueblos.

Declaración. Siglo XXI, 2002

El Boletín Oficial de Aragón del día 22 de abril de 2002 publica el Decreto 124/2002, de 9 de abril, del Gobierno de Aragón, por el que se declara Bien de Interés Cultural, en la categoría de Monumento, la denominada Ermita de Nuestra Señora de Dulcis, en la localidad de Buera, término municipal de Santa María de Dulcis (Huesca).

Restauración. Siglo XXI, 2008

En el año 2008 el Gobierno de Aragón fue el promotor de las obras de restauración de las yeserías del presbiterio de la iglesia. La inversión fue de 5.000 euros.

Bibliografía relacionada

BORRÁS GUALIS, Gonzalo.

Arte Mudéjar Aragonés

Prames, Zaragoza, 2008.

JUSTE ARRUGA, MARÍA NIEVES (COORD.).

Comarca de Somontano de Barbastro

Colección Territorio nº 21, Departamento de Presidencia y Relaciones Institucionales del Gobierno de Aragón, Zaragoza, 2006.

LÓPEZ APARICIO, María Teresa et al.

El santuario de Nuestra Señora de Dulcis: Estudio histórico-artistico

Seminario de Arte Aragonés. 1999 , nº XLVIII, p. 201-285.

LÓPEZ APARICIO, María Teresa et al.

El espacio sagrado: iglesias y ermitas

En JUSTE ARRUGA, María Nieves. (coord.). Somontano: Territorio y recuperación del patrimonio (1993-2006). Comarca del Somontano de Barbastro, 2006.p. 105-120.

MÉNDEZ DE JUAN, JOSÉ FÉLIX, GALINDO PÉREZ, SILVIA Y LASHERAS RODRÍGUEZ, JAVIER.

Aragón Patrimonio Cultural Restaurado. 1984/2009. Bienes inmuebles

Gobierno de Aragón, Zaragoza, 2010.

VV.AA.

El Parque Cultural del Río Vero

Colección Rutas CAI nº 19, CAI- Prames, Zaragoza, 2006.

VV.AA.

Huesca, Guía turística del Altoaragón

Diario del Altoaragón, 2003.

A este santuario acuden a venerar a la Virgen de Dulcis, desde el siglo XII, los pueblos de la cuenca media del río Vero. El actual Santuario de Dulcis data del siglo XVII y fue construido tras el concilio de Trento, sobre un antiguo templo románico.

Presenta en su exterior las características del barroco aragonés. Es sobrio y sin decoración, mientras que en el interior conserva decoraciones en yeso de tradición mudéjar. Es el centro espiritual de la comarca.

En su construcción se emplearon materiales austeros como la piedra y el sillar y otros utilizados en la arquitectura mudéjar como el tapial, el ladrillo y el yeso.

En el interior se estructura en torno a una sola nave sola nave, cubierta con bóveda de lunetos de la que parten dos capillas laterales. Contiene un presbiterio, de planta cuadrada, cubierta con cúpula sobre pechinas y linterna. La sacristía se aloja en el lado Norte y a los pies de la nave un coro.

Las bóvedas están profusamente decoradas y el presbiterio presenta decoración barroca a base de lazos de inspiración mudéjar, junto con elementos clásicos.

Historia

Construcción original. Siglo XVII

  • Barroco
En el año 1658 se emprendió la construcción del santuario de Dulcis,  que sustituiría a un anterior templo románico, con la intención de dotarlo de más espacio e importancia. En torno a su construcción la tradición dice que, tras la expulsión de los moros de estas tierras durante la reconquista, la imagen de la Virgen apareció sobre un panal de miel, siendo éste el origen de su advocación. En el mismo lugar donde tuvo lugar el hallazgo se levantó el templo románico.
Las primeras noticias documentales que se poseen del lugar, son de esta época y aparece con el nombre de "Ocis", "de Ozis" y "d’Ulcis". Posteriormente el término derivará en Dulcis, con el que hoy se conoce y a partir del cual, surgirá la leyenda de la aparición de la Virgen.
Fue financiado en su mayor parte por el Capítulo de Alquézar, que ostentaba la jurisdicción y patronato de Dulcis, en un momento de crisis política y austeridad económica.Fue necesaria además la ayuda de los vecinos de Alquézar y sus aldeas (Buera, San Pelegrín, Radiquero, Asque y Colungo). Actualmente acuden a él en romería los habitantes de estos pueblos.

Declaración. Siglo XXI, 2002

El Boletín Oficial de Aragón del día 22 de abril de 2002 publica el Decreto 124/2002, de 9 de abril, del Gobierno de Aragón, por el que se declara Bien de Interés Cultural, en la categoría de Monumento, la denominada Ermita de Nuestra Señora de Dulcis, en la localidad de Buera, término municipal de Santa María de Dulcis (Huesca).

Restauración. Siglo XXI, 2008

En el año 2008 el Gobierno de Aragón fue el promotor de las obras de restauración de las yeserías del presbiterio de la iglesia. La inversión fue de 5.000 euros.

Bibliografía relacionada

BORRÁS GUALIS, Gonzalo.

Arte Mudéjar Aragonés

Prames, Zaragoza, 2008.

JUSTE ARRUGA, MARÍA NIEVES (COORD.).

Comarca de Somontano de Barbastro

Colección Territorio nº 21, Departamento de Presidencia y Relaciones Institucionales del Gobierno de Aragón, Zaragoza, 2006.

LÓPEZ APARICIO, María Teresa et al.

El santuario de Nuestra Señora de Dulcis: Estudio histórico-artistico

Seminario de Arte Aragonés. 1999 , nº XLVIII, p. 201-285.

LÓPEZ APARICIO, María Teresa et al.

El espacio sagrado: iglesias y ermitas

En JUSTE ARRUGA, María Nieves. (coord.). Somontano: Territorio y recuperación del patrimonio (1993-2006). Comarca del Somontano de Barbastro, 2006.p. 105-120.

MÉNDEZ DE JUAN, JOSÉ FÉLIX, GALINDO PÉREZ, SILVIA Y LASHERAS RODRÍGUEZ, JAVIER.

Aragón Patrimonio Cultural Restaurado. 1984/2009. Bienes inmuebles

Gobierno de Aragón, Zaragoza, 2010.

VV.AA.

El Parque Cultural del Río Vero

Colección Rutas CAI nº 19, CAI- Prames, Zaragoza, 2006.

VV.AA.

Huesca, Guía turística del Altoaragón

Diario del Altoaragón, 2003.

Share this
Send this to a friend