Despoblado ibérico del Piuró del Barranc Fondo

Portada | Patrimonio | Bienes culturales | Bienes arqueológicos | Despoblado ibérico del Piuró del Barranc Fondo

Contacto

Gerencia Consorcio Patrimonio Ibérico de Aragón

Plaza Antonio Beltrán, s/n. 44590 Azaila (Teruel)

978 870 192

info@iberosenaragon.net

Acceso

Condiciones de acceso:

El yacimiento está pendiente de consolidación y puesta en valor por lo que no se recomienda su visita hasta la finalización de dichos trabajos.

Enlaces relacionados

Los restos del poblado ibérico del Piuró del Barranc Fondo se localizan en la cima de una colina junto al río Matarraña, a la derecha de la carretera de Mazaleón a Alcañiz. Las primeras noticias relativas a este yacimiento corresponden a 1908.

El trazado urbanístico es más evolucionado que el de otros poblados de la zona. En este caso, se conservan restos de una muralla en cuyo interior se hallan las casas de planta rectangular, alineadas a ambos lados de una calle central. La técnica de construcción demuestra una factura cuidada en la construcción de los muros, con un aparejo homogéneo y regular por lo general.

Entre los materiales cerámicos encontrados en las excavaciones se observa un mayor número de cerámica a torno. La cerámica hecha a mano o manufacturada queda reducida a escasas formas ovoides con sencillas decoraciones, similares a las de los poblados anteriores. Los perfiles torneados imitan modelos antiguos e incluso coloniales, en especial los de procedencia fenicia. Aparecen por primera vez formas que luego se considerarán típicamente ibéricas como las urnas de orejetas, oinochoes, platos, tapaderas y esféricas con profusión de asas. La decoración es escasa, pintada y muy sencilla, a base de líneas paralelas y segmentos de círculos concéntricos.

Igualmente se observa una evolución en los molinos de mano ya que desaparecen los barquiformes con su sistema de vaivén y se sustituyen por los bicónicos de agujero central. En definitiva, se manifiesta una evolución de los grupos indígenas a los que les llegan los primeros influjos coloniales fenicios, que cristalizarán con posterioridad en la plena cultura ibérica.

Existen algunas discrepancias en cuanto a las fechas de ocupación del poblado, aunque al parecer, su ocupación tuvo lugar entre los siglos V y IV a.C.

En las inmediaciones, en una colina conocida como El Salbime, se localizaron los restos de la necrópolis que está formada por catorce túmulos agrupados en tres conjuntos de seis, dos y seis estructuras. Pertenecen al tipo de cista excéntrica y se observa una cierta evolución tanto en el aspecto constructivo como en los ajuares, en los que aparece cerámica a torno.

El Boletín Oficial de Aragón del día 21 de julio de 2004 publica el Decreto 174/2004, de 6 de julio, del Gobierno de Aragón, por el que se declara Bien de Interés Cultural, en la categoría de Conjunto de Interés Cultural, zona arqueológica, el Despoblado Ibérico del Piuró del Barranc Fondó.

Historia

  • Prehistoria Reciente
  • Bronce Final - Hierro I
  • Hierro I
  • Rural concentrado estable

  • Prehistoria Reciente
  • Bronce Final - Hierro I
  • Ibérico Antiguo
  • Rural concentrado estable
  • Ibérico

Bibliografía relacionada

BELTRÁN LLORIS, MIGUEL.

Los Iberos en Aragón

Caja de Ahorros de la Inmaculada de Aragón, Zaragoza, 1996.

MAZO, C., MONTES, L., RODANÉS, J.M. y UTRILLA, P.

Guía arqueológica del Valle del Matarraña

Colección Guías Arqueológicas de Aragón 3, Gobierno de Aragón, Zaragoza, 1987.

Recursos didácticos

– Descargar el cómic Kaiko, el íbero inventor

– Descargar el cuento Aiuni y la caetra mágica

– Descargar folleto informativo Ruta Iberos en el Bajo Aragón

– El Consorcio Patrimonio Ibérico de Aragón organiza visitas guiadas para escolares y otras actividades centradas en la cultura ibérica. Más información y reservas: www.iberosenaragon.net.

Los restos del poblado ibérico del Piuró del Barranc Fondo se localizan en la cima de una colina junto al río Matarraña, a la derecha de la carretera de Mazaleón a Alcañiz. Las primeras noticias relativas a este yacimiento corresponden a 1908.

El trazado urbanístico es más evolucionado que el de otros poblados de la zona. En este caso, se conservan restos de una muralla en cuyo interior se hallan las casas de planta rectangular, alineadas a ambos lados de una calle central. La técnica de construcción demuestra una factura cuidada en la construcción de los muros, con un aparejo homogéneo y regular por lo general.

Entre los materiales cerámicos encontrados en las excavaciones se observa un mayor número de cerámica a torno. La cerámica hecha a mano o manufacturada queda reducida a escasas formas ovoides con sencillas decoraciones, similares a las de los poblados anteriores. Los perfiles torneados imitan modelos antiguos e incluso coloniales, en especial los de procedencia fenicia. Aparecen por primera vez formas que luego se considerarán típicamente ibéricas como las urnas de orejetas, oinochoes, platos, tapaderas y esféricas con profusión de asas. La decoración es escasa, pintada y muy sencilla, a base de líneas paralelas y segmentos de círculos concéntricos.

Igualmente se observa una evolución en los molinos de mano ya que desaparecen los barquiformes con su sistema de vaivén y se sustituyen por los bicónicos de agujero central. En definitiva, se manifiesta una evolución de los grupos indígenas a los que les llegan los primeros influjos coloniales fenicios, que cristalizarán con posterioridad en la plena cultura ibérica.

Existen algunas discrepancias en cuanto a las fechas de ocupación del poblado, aunque al parecer, su ocupación tuvo lugar entre los siglos V y IV a.C.

En las inmediaciones, en una colina conocida como El Salbime, se localizaron los restos de la necrópolis que está formada por catorce túmulos agrupados en tres conjuntos de seis, dos y seis estructuras. Pertenecen al tipo de cista excéntrica y se observa una cierta evolución tanto en el aspecto constructivo como en los ajuares, en los que aparece cerámica a torno.

El Boletín Oficial de Aragón del día 21 de julio de 2004 publica el Decreto 174/2004, de 6 de julio, del Gobierno de Aragón, por el que se declara Bien de Interés Cultural, en la categoría de Conjunto de Interés Cultural, zona arqueológica, el Despoblado Ibérico del Piuró del Barranc Fondó.

Historia

  • Prehistoria Reciente
  • Bronce Final - Hierro I
  • Hierro I
  • Rural concentrado estable

  • Prehistoria Reciente
  • Bronce Final - Hierro I
  • Ibérico Antiguo
  • Rural concentrado estable
  • Ibérico

Bibliografía relacionada

BELTRÁN LLORIS, MIGUEL.

Los Iberos en Aragón

Caja de Ahorros de la Inmaculada de Aragón, Zaragoza, 1996.

MAZO, C., MONTES, L., RODANÉS, J.M. y UTRILLA, P.

Guía arqueológica del Valle del Matarraña

Colección Guías Arqueológicas de Aragón 3, Gobierno de Aragón, Zaragoza, 1987.

Contacto

Gerencia Consorcio Patrimonio Ibérico de Aragón

Plaza Antonio Beltrán, s/n. 44590 Azaila (Teruel)

978 870 192

info@iberosenaragon.net

Acceso

Condiciones de acceso:

El yacimiento está pendiente de consolidación y puesta en valor por lo que no se recomienda su visita hasta la finalización de dichos trabajos.

Enlaces relacionados

Share this
Send this to a friend