Noticias

Portada | Se inicia procedimiento para la declaración del Voto de San Miguel de Tauste (Zaragoza) como Bien de Interés Cultural Inmaterial del Patrimonio Cultural Aragonés

Se inicia procedimiento para la declaración del Voto de San Miguel de Tauste (Zaragoza) como Bien de Interés Cultural Inmaterial del Patrimonio Cultural Aragonés

El Boletín Oficial de Aragón del día 19 de mayo de 2022 publica la Resolución de 10 de mayo de 2022, de la Directora General de Patrimonio Cultural, por la que se inicia procedimiento para la declaración del Voto de San Miguel de Tauste (Zaragoza) como Bien de Interés Cultural Inmaterial del Patrimonio Cultural Aragonés y se abre un periodo de información pública por el plazo de un mes.

La Ley 10/2015, de 26 de mayo, para la salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial, que establece que tienen la consideración de bienes del patrimonio cultural inmaterial los usos, representaciones, expresiones, conocimientos y técnicas que las comunidades, los grupos y en algunos casos los individuos, reconozcan como parte integrante de su patrimonio cultural y en particular las tradiciones y expresiones orales, las artes espectáculo, los usos sociales, rituales y actos festivos, los conocimientos y usos relacionados con la naturaleza y el universo, las formas de socialización colectiva y organizaciones y las manifestaciones sonoras, música y danza tradicional. Estos rasgos están presentes en el Voto de San Miguel de Tauste, objeto de esta declaración.

El Voto de San Miguel, patrono de la Villa de Tauste, es una ceremonia anual muy arraigada en la población desde su origen en 1421. Tenemos noticia fidedigna de ésta por el testimonio documental del notario D. Arnalt d´ Estaus, documento conservado actualmente en la iglesia parroquial de Santa María en Tauste.

El Concejo de Tauste, representado en sus estamentos principales y algunos vecinos, se reunieron en la Iglesia Parroquial de Santa María de Tauste, el día 8 de mayo de 1421 con el fin de pronunciar un Voto Perpetuo al arcángel San Miguel; agradeciendo de esta manera haberles liberado de la plaga de langosta que asolaba los campos de cereales de la villa amenazando la supervivencia de la comunidad, la cual era así castigada por sus pecados, según creencias de la época. Este ceremonial contó con la presencia y el testimonio fehaciente del notario d´ Estaus que redacta y firma el documento de 1421, dirigiendo además la ceremonia y tomando juramento a los testigos.

La ceremonia del Voto Perpetuo se plasmó en una misa y procesión en la que se honra a la Virgen María, titular de la Iglesia en donde se desarrolla la celebración y a San Miguel Arcángel, intercesor de la gracia concedida. La sesión del Concejo finaliza con el Juramento de los presentes ante el notario:

«…en nombre de Nuestro Senyor Dios, por nos e por todo el dito concello, universidad et singulares de la dicha villa, presentes, absentes et advenideros, votamos et fazemos voto, promision a todos tiempos perpetuamente…»

A continuación Arnalt d´ Estaus sostuvo los objetos sagrados y procedió a imponer las manos y besar a los testigos uno por uno, gestos ambos de fidelidad, «manual et reverencialment toquados et besados». Según los estudios de M.ª Jesús Torreblanca «el voto como promesa u ofrenda a la divinidad era considerado una herramienta válida para enfrentarse a los desastres, puesto que desgracias de tal magnitud, en mentalidades precientíficas, sólo podían ser atribuibles a la ira del creador, desatada contra un pueblo que le había ofendido, apartándose de su obediencia. Cómo el castigo afectaba a toda la comunidad, su representación,-el ayuntamiento-, era el encargado de poner en marcha éste recurso, previo acuerdo de los representantes de los vecinos, así como de pedir al brazo eclesiástico su sanción, necesaria para llevarlo a cabo…»

Según la tradición, el incumplimiento de éste juramento comunitario del Voto por parte de los taustanos, conllevaría en la misma concepción punible del pecado, perjurio e infamia pública a toda la población y, posiblemente revertiese sobre la misma con nuevas catástrofes. El voto solemne incluía la promesa de no trabajar y ayunar hasta después de la celebración de la misa y la procesión.

Los Votos son una muestra de la piedad popular del cristianismo en el Barroco; la singularidad del Voto de San Miguel de Tauste radica en varios factores: en la permanencia del ceremonial desde el siglo XV hasta la actualidad prácticamente inalterable, en el registro escrito del documento notarial de 1421 describiéndolo pormenorizadamente tal como tuvo lugar ese 8 de mayo; también es de destacar la recreación espacial en el lugar de la Iglesia de Santa María y el sentimiento de los taustanos en ese agradecimiento comunitario. El Voto de Tauste nos transmite también la importancia de la agricultura en las sociedades tradicionales para el autoabastecimiento de la población, ya que una plaga podría tener como consecuencia la carestía y penurias para todo el vecindario. El Voto es también un ritual vivo que reproduce la acción primigenia «in illo tempore», cada vez que vuelve a tener lugar el ceremonial se afianza y repite su logro original de salvar a la población de los males potenciales que acechan.

Últimas noticias

Presentación de la talla románica de la Virgen de la Liena restaurada

Se trata de una talla románica de finales del siglo XII o principios del XIII

Iglesia del Salvador en Ejea de los Caballeros

Sijena, San Juan de la Peña, Labitolosa, San Victorián o la iglesia del Salvador de Ejea son algunas de las restauraciones más destacadas

Share this
Send this to a friend