Noticias

Portada | Noticias | Tomasa Hernández subraya el papel “crucial” de la Fundación Santa María de Albarracín en la protección y difusión del patrimonio

Tomasa Hernández subraya el papel “crucial” de la Fundación Santa María de Albarracín en la protección y difusión del patrimonio

La consejera de Presidencia ha visitado la localidad turolense para conocer los proyectos de restauración en los que está trabajando la entidad

03/06/2024

-

La consejera de Presidencia, Interior y Cultura del Gobierno de Aragón, Tomasa Hernández, ha subrayado este lunes el papel “crucial” de la Fundación Santa María de Albarracín en la protección y difusión del rico patrimonio histórico y cultural de esta localidad, así como en la rehabilitación del legado cultural aragonés.

Así lo ha afirmado con motivo de su visita al municipio turolense, donde ha conocido el trabajo de la Fundación Santa María, acompañada por el presidente de la entidad, José Ángel Biel. En la jornada han participado también los directores generales de Cultura, Pedro Olloqui, y de Patrimonio Cultural, Gloria Pérez.

Juntos han visitado el centro de restauración de la fundación, donde se están restaurando retablos procedentes de Molina de Aragón, los trabajos en el tramo este de la muralla, los cursos que se imparten en la sede de la entidad, así como la Catedral de Albarracín y la ciudad.

Hernández ha indicado que Aragón es una de las comunidades autónomas “más atractivas” en patrimonio cultural, dado que “tenemos un rico y diverso legado cultural y Albarracín es buena muestra de ello”, un enclave único con numerosos monumentos y recursos de interés que atraen cada año a miles de visitantes.

En esta localidad desarrolla su actividad desde 1996 la Fundación Santa María, “un ejemplo de entidad que trabaja para favorecer el desarrollo sociocultural y económico de la zona” y en la restauración del patrimonio cultural no solo de Albarracín y su comarca, sino de aquellos lugares que lo soliciten.

Ejemplo de esta labor son los retablos de la Iglesia de Santa María la Mayor de San Gil, de Molina de Aragón, o la labor en el sector este de la muralla, financiada por el Gobierno aragonés y que permite recuperar el monumento y su entorno. “No solo es importante disponer de patrimonio. Es necesario valorarlo, que los aragoneses lo sintamos como propio y, entre todos, protegerlo”, ha defendido la consejera.

En este sentido trabaja la Fundación Santa María que, al preservar el patrimonio cultural, “ha contribuido a fortalecer la identidad local y a fomentar un sentido de orgullo y pertenencia entre los habitantes de Albarracín”, ha afirmado, para resaltar que también esta labor ha tenido repercusiones económicas positivas, creando empleo y estimulando el desarrollo de los servicios y negocios locales. “Es un ejemplo de cómo la conservación del patrimonio puede contribuir al desarrollo cultural y económico de una comunidad”, ha considerado Hernández.

Trabajos en retablo y muralla

La Fundación Santa María está llevando a cabo en la actualidad trabajos de restauración en cuatro retablos procedentes de Molina de Aragón. El pasado año se intervino en la Iglesia de Santa María la Mayor de Molina en el retablo renacentista que preside el altar mayor, mientras que otros cuatro retablos, de estilo barroco y de menor tamaño, se trasladaron a Albarracín para ser recuperados.

Ya se ha finalizado la recuperación de los retablos del Pilar y San Roque, que se reinstalaron en el templo, y el de San Antonio, que regresará cuando termine la restauración del retablo de San Isidro.

En el caso de la intervención en el sector este de la muralla, tiene por objeto recuperar el paisaje cultural de este tramo. Los trabajos se centran en la consolidación de los restos de la muralla, en la eliminación de vegetación colonizadora de especies exóticas y alóctonas en esta zona y, en una segunda parte del plan, se favorecerá que afloren especies autóctonas.

Durante la visita de este lunes, la consejera ha conocido también la formación que la Fundación Santa María imparte en su sede, un ciclo de cursos superiores de conservación y restauración de bienes culturales. La actual edición comenzó con la especialidad de textil y ahora se está cursando la especialidad de encuadernaciones. Los alumnos aprenden todo lo relacionado con esta técnica y lo aplican sobre algunos ejemplares que proceden de la Catedral de Albarracín, como un cantoral del siglo XVI y otros libros, como misarios.

Por su parte, José Ángel Biel ha agradecido a la consejera que se refiriera a la entidad que él preside como una fundación estratégica. «Tenemos que obtener la declaración de interés estratégico para la Fundación Santa María. Además de esto, hay bastantes ideas en ciernes, aunque todas no las podemos contar».

La fundación ha recibido un impulso, según ha asegurado el presidente de la entidad. «Firmamos un convenio de colaboración con el presidente del Gobierno de Aragón, firmaremos otro con Ibercaja. Y forma parte de la fundación Térvalis, con lo que eso significa de actividades que se harán, por ejemplo, en Teruel».

«No faltan ideas y son potentes. Y con el buen entendimiento, magnífico, que hemos conseguido esta vez con el Gobierno de Aragón, vamos a hacer cosas muy interesantes», ha concluido Biel.

Últimas noticias

Edificio Pignatelli

En esta reunión internacional se debatirán las líneas de trabajo prioritarias de la Convención de Nicosia que pueden desarrollarse en un futuro próximo

Share this
Send this to a friend