El consejero Felipe Faci visita la capilla de la Inmaculada, la última instancia restaurada del Monasterio de Sijena

Ha sido la última actuación realizada en el Real Monasterio, en el que se han invertido más de un millón de euros desde 2016

La Capilla de la Inmaculada del Real Monasterio de Sijena ha sido presentada de forma oficial, después de haber sido restaurada con una inversión de 255.000 euros. El consejero de Educación, Cultura y Deporte, Felipe Faci, y el presidente de la Orden de Malta, entidad propietaria del monasterio, Ramón Álvarez de Toledo, han podido disfrutar del nuevo aspecto de esta estancia, que ha permitido recuperar esta capilla barroca, reponiendo o restaurando los paramentos y materiales deteriorados para poder entender y apreciar los valores perdidos de este espacio.

Para ello, durante los trabajos de restauración se ha procedido a la demolición de elementos irrecuperables o ajenos, se han rebajado tierras interiores, se ha reparado una grieta de la bóveda, se han sustituido puertas, carpintería metálica y, entre otras actuaciones, también se ha procedido a la instalación de iluminación para resaltar la cúpula central y bóveda de presbiterio.

Asimismo, el proyecto ha permitido urbanizar el ámbito exterior, restaurar la fachada de la capilla y eliminar humedades existentes en paramentos del panteón contiguo.

La capilla de la Inmaculada está situada al lado de las zonas visitables del Monasterio, que de momento seguirán siendo los antiguos dormitorios, donde se exponen las 95 piezas recuperadas de Cataluña, y la sala capitular, lugar habilitado para albergar las pinturas murales cuando la Justicia así lo dictamine.

Antes de comenzar esta visita, el consejero Felipe Faci ha declarado la intención del Gobierno de Aragón en continuar invirtiendo en el Monasterio para aumentar las zonas expositivas y visitables. El consejero Felipe Faci ha agradecido la colaboración y el diálogo de la orden de Malta para establecer un protocolo entre ambas partes para favorecer la mejora y recuperación del Monasterio. "Para nosotros es muy importante todo lo que tiene que ver con el Patrimonio, y seguiremos trabajando en la línea de su protección y conservación, y para que todos los aragoneses y ciudadanos puedan disfrutar de las piezas que aquí se depositan", ha dicho el consejero.

Por su parte, Ramón Álvarez de Toledo ha agradecido al presidente de Aragón, Javier Lambán, y al consejero Felipe Faci, el trabajo del Gobierno en la conservación del Monasterio. "Debemos sentirnos orgullosos de nuestro patrimonio y de las instituciones que trabajan por su conservación", ha manifestado. El presidente de la Orden de Malta ha agradecido asimismo a las hermanas de Belén por el tiempo en que han habitado el Monasterio y ha confiado en que pronto vuelva a estar habitado por otra Comunidad y poder aumentar el uso cultural y turístico.

En la visita también han participado la directora general de Patrimonio Cultural, Mariasancho Menjón; el gerente de Turismo de Aragón, Alfonso Salillas; la delegada territorial del Gobierno de Aragón en Huesca, Carmen Luesma; y el alcalde de Villanueva de Sijena, José Jaime Castellón.


Inversiones en Sijena

Los trabajos de restauración y adecuación que el Gobierno de Aragón ha realizado en las instalaciones se remontan al año 1988. Desde entonces, el Ejecutivo ha invertido más de cuatro millones de euros en obras de restauración de bienes muebles (consolidación de la pintura mural de la iglesia), acondicionamiento de los dormitorios, restauración de la iglesia, el refectorio y la sala capitular, obras en el edificio de acceso y la ya citada restauración de la capilla de la Inmaculada.

De los más de cuatro millones invertidos, desde 2016 hasta la actualidad, el Gobierno de Aragón ha destinado 1.099.336 euros a la restauración y acondicionamiento de la sala Capitular, actuaciones en los antiguos dormitorios, mobiliario para exposición, además de la adecuación y mejora de los sistemas eléctricos. Es precisamente en los antiguos dormitorios del edificio donde se muestran las piezas religiosas recuperadas, antes conservadas en el MNAC y el Museo de Lérida.


Situación judicial

En las pasadas semanas, el Pleno de la Sala Primera del Tribunal Supremo falló a favor de los intereses aragoneses y reconoció la propiedad aragonesa de los bienes que fueron recuperados del MNAC de Barcelona y del Museo de Lérida, declarando la nulidad de las ventas de objetos artísticos procedentes del Monasterio de Sijena a la Generalitat de Cataluña y al Museu Nacional.


Reapertura de las visitas

El Gobierno de Aragón y la entidad propietaria del Monasterio de Sijena –la Orden de Malta– recientemente firmaron el convenio de colaboración entre ambas instituciones, que permitirá continuar con la exhibición de las piezas recuperadas de Cataluña en su lugar de origen. Dentro de este marco de actuación, en el que se acuerdan los términos de la colaboración mutua entre ambos firmantes, se reconoce el valor religioso y también el uso cultural monasterio.

El objeto del convenio es establecer el marco de actuación y acordar los términos en los que se desarrollará la mutua colaboración para llevar a cabo la habilitación del Monasterio para albergar los bienes muebles recuperados, propiedad del monasterio.

Una vez firmado el acuerdo, las visitas se retomarán mañana viernes. Las zonas expositivas que estarán abiertas al público son los antiguos dormitorios, donde se ubican los bienes, y la sala capitular. Los horarios y días de visitas serán viernes y sábados, en horario de 10.00 a 14.30 y de 16.00 a 20.00; mientras los domingos podrán contemplarse entre las 12.00 y las 14.30 y entre las 16.00 y las 20.00 por la tarde. En todo caso, se seguirán las restricciones sanitarias, como la limitación de aforos. Las visitas guiadas pasarán a ser de 4 personas.

El este espacio expositivo de Sijena ha recibido más de 22.000 visitas desde que abrió sus puertas en marzo de 2017 y ha supuesto un auténtico revulsivo para el municipio de Villanueva de Sijena y toda su comarca.

En virtud del texto suscrito, el Real Monasterio de Religiosas comendadoras de San Juan de Jerusalén (Orden de Malta), como propietario, se compromete a ceder al Gobierno de Aragón los espacios en los que se muestren los bienes recuperados, así como la Sala Capitular, en el caso en el que la justicia permita el retorno de las pinturas murales actualmente en exhibición en el MNAC de Barcelona. El convenio especifica que la Orden cede estas zonas, de manera que el Gobierno de Aragón se encargue de su mantenimiento y de su gestión museística.

Este acuerdo va a permitir que la apertura al público de los espacios se realice de forma totalmente independiente de las zonas habitadas por la comunidad religiosa que pudiese residir en el Monasterio, no interfiriendo en absoluto dicho uso cultural en la vida monástica. La propiedad de Sijena autoriza asimismo al Gobierno de Aragón a llevar a cabo las actuaciones necesarias en los espacios cuyo uso se cede, además de permitir las visitas a las zonas expositivas por parte del público.

El personal encargado de la realización de las visitas ha sido elegido de común acuerdo y ya ha sido seleccionado por Turismo de Aragón.

El Gobierno de Aragón, por su parte, se encargará del mantenimiento de los espacios expositivos, así como de la supervisión técnica de los bienes. Otro de los asuntos que se concretan en el texto es la posibilidad de que el Ejecutivo preste apoyo jurídico en el caso de reclamaciones judiciales sobre las piezas que se muestran, como se ha venido haciendo hasta el momento.

El convenio firmado se prorrogará hasta 2025 y podrá ser renovado de ser acordado así por las dos partes dos meses antes de su vencimiento. El Real Monasterio de Santa María de Sijena fue declarado Monumento Nacional por Real Orden de 28 de marzo de 1923 y desde 2002 es Bien de Interés Cultural, reconocimiento que completa la declaración originaria. 

*Fuente: www.aragonhoy.net

subir