La Biblioteca Nacional de España recuerda la figura y obra de Valentín Carderera con una exposición que incluye fondos del Museo de Huesca

La exposición, abierta hasta enero de 2020, incluye siete fondos museográficos de la colección estable de este centro

El consejero de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, Felipe Faci, ha asistido a la inauguración de la exposición "Valentín Carderera (1796-1880). Dibujante, coleccionista y viajero romántico", que organiza la Biblioteca Nacional de España (BNE), y que estará abierta al público desde el 27 de septiembre y hasta el próximo 12 de enero.

Con esta exposición, realizada en colaboración con el Centro de Estudios Europa Hispánica, la BNE quiere rendir homenaje a un personaje que enriqueció la Sección de Bellas Artes de la institución con más de 45.000 obras, incluyendo dibujos, libros y estampas sueltas, entre las que destacan grabados de Mantegna, Durero o Rembrandt, o uno de los escasos dibujos atribuidos a Velázquez, que –además– podrán verse en esta exposición.

Felipe Faci ha destacado la importancia de la figura de Carderera para Huesca ya que "propició con fondos de su propia colección la creación del Museo de Huesca en 1873, Institución a la que donó gran parte de sus obras incluyendo producción propia –pintura, grabados, dibujos- y de otros artistas, donde destaca la serie de Los Toros de Burdeos de Goya".

Valentín Carderera Soriano, nacido en Huesca, 1796, fallece en Madrid, 1880. Fue coleccionista, arqueólogo, pintor y escritor, además de divulgador de las artes y entusiasta de la figura de Goya; miembro de la Real Academia de la Historia y de San Fernando. desde muy joven se interesó por el coleccionismo de antigüedades y obras de arte, en especial libros, grabados, estampas y pinturas. Estudió en la Universidad Sertoriana de Huesca y más adelante en Zaragoza y Madrid, siendo discípulo de Maella y de José de Madrazo. Fue pensionado en Roma, lo que promovió sus viajes por Italia que luego se plasmarían en álbumes gráficos.

Carderera destacó como viajero incansable, lo que queda reflejado en su faceta de dibujante constante de monumentos. Por ejemplo, gracias a sus acuarelas podemos conocer como era el estado de la Sala Capitular del Monasterio de Santa Mª Reina de Sijena antes de su destrucción en la Guerra Civil. Buen conocedor de la sociedad de la época y de la historia, resultó ser un gran retratista no solo de personajes de su época, sino también de personajes históricos del pasado nacional. Además, Carderera fue un gran coleccionista, atesoró entre otros, buena parte de los dibujos de Goya que hoy alberga el Museo del Prado, o de la propia Biblioteca Nacional. En Aragón su huella como defensor del patrimonio fue patente, impulsor de la creación del Museo de Huesca con fondos de su propia colección en 1873.

La exposición de la Biblioteca Nacional reúne más de un centenar de piezas entre pinturas, documentos, estampas, libros con obras de Instituciones públicas como el Museo del Prado, el Museo del Romanticismo, la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y el propio Museo de Huesca que presta para esta ocasión un total de siete obras de su colección estable ministerial:

  • Valentín Carderera, La Resurrección de Lázaro, dibujo, 1819
  • Valentín Carderera, La Justicia, dibujo, 1822-31
  • Valentín Carderera, Venus en el carro, dibujo, 1822-31
  • Valentín Carderera, Detalle de la Escuela de Atenas, dibujo, 1822-31
  • Antonio Ponz, Prisionero bárbaro, dibujo, s. XVIII
  • Andrés de la Muela, Gran bestia, estampa, s. XVIII
  • Federico de Madrazo, Retrato de Valentín Carderera, pintura, 1833

La muestra va acompañada de un catálogo para el cual se han contribuido con tres obras más de las que participan en la exposición.

El consejero de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón ha destacado el hecho de que "el préstamo de obras para exposición temporal es una manera de contribuir al conocimiento del rico patrimonio que albergan los museos de Aragón, patrimonio que describe una realidad histórica que es reflejo de la época de formación de sus colecciones".

Cardera contribuyó generosamente con la ciudad de Huesca con la aportación de más de 280 fondos museográficos que constituyen el germen fundacional de esta Institución aragonesa con casi 150 años de historia.  

*Fuente: www.aragonhoy.net

subir