El Gobierno de Aragón destina 300.000 euros a la restauración de los ábsides de San Pedro el Viejo

Los trabajos permitirán recuperar también la cubierta de la capilla de San Bartolomé

El Departamento de Educación, Cultura y Deporte destinará un total de 299.949,37 euros a las obras de restauración de la cubierta de la capilla de San Bartolomé y los ábsides de San Pedro el Viejo, de Huesca, de los que se ocupará la empresa adjudicataria Piedra Casbi, que tiene un plazo de cinco meses para llevar a cabo los trabajos.

En el año 2019, la Dirección General de Cultura y Patrimonio realizó la intervención de reparación en los lienzos de los ábsides, paralelamente a las tareas que el Ayuntamiento de Huesca desarrollaba en las casas que anteriormente estaban construidas sobre la Capilla de San Bartolomé, y de manera parcial, también sobre el ábside sur de la cabecera de la iglesia del conjunto monástico de San Pedro el Viejo de Huesca. Se acometieron principalmente trabajos de limpieza de todos los paramentos, apeos provisionales, sellado de huecos, análisis petrológico y la ejecución de varias catas arqueológicas. El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, visitó el pasado año las actuaciones que se estaban realizando y ya anunció entonces, junto al alcalde de Huesca, Luis Felipe, la continuación de los trabajos en el monumento.

Ahora, las obras que se acometerán a lo largo del segundo semestre de este año tendrán por objeto restaurar la cubierta de la Capilla de San Bartolomé, que alberga el panteón real, así como también los tres ábsides románicos de la cabecera de la iglesia de este conjunto monástico, y de las fachadas de la Capilla mencionada, que han estado durante siglos afectadas por las construcciones residenciales adosadas en su lado E, y que en 2019 quedaron liberados de estas edificaciones, tras las actuaciones llevadas a cabo por el Ayuntamiento de Huesca.

Declarada Monumento Nacional en 1885, mediante la Orden de 3 de marzo de 2003 del Departamento de Cultura y Turismo se completó la declaración originaria como Bien de Interés Cultural del Claustro e Iglesia, conforme a la Disposición Transitoria Primera de la Ley 3/1999, de 10 de marzo, de Patrimonio Cultural Aragonés.

La iglesia de San Pedro el Viejo de Huesca, románica, fue construida entre los siglos XII y XIII. Su fábrica es de sillar y consta de tres naves, crucero, y cabecera con triple ábside. Las naves se cubren con bóveda de cañón, el crucero con bóvedas de crucería y los ábsides con bóvedas de horno. En la nave central se conservan restos de pinturas del s. XIII.

En la antigua Sala Capitular, hoy Capilla de San Bartolomé, se custodian los restos de Alfonso I el Batallador y de Ramiro II el Monje, para cuya sepultura se reaprovechó un sarcófago romano del s. III d.C.

subir